miércoles, 5 de noviembre de 2014

Recetas fitness: tortitas de avena (variaciones)

¿Recordáis las tortitas de avena de las que os hablé en este post? Hoy vengo a enseñaros otras variaciones de este receta. Esta vez, usando salvado de avena, tanto entero como pulverizado.
Ambos se pueden comprar en tiendas de productos dietéticos. El salvado pulverizado es como una harina y se disuelve bien en las claras. Últimamente me gusta más usar salvado que copos de avena, ya que al ser un grano más fino, se esparce mucho mejor por la sartén y te permite hacer tortitas más uniformes.



La receta de las tortitas de salvado es muy popular entre la gente que hace la dieta Dukan. Esa receta en concreto no la conozco, ya que no no hago esa dieta, pero se puede utilizar perfectamente la receta normal.

En estos casos sustituimos los 25 gr de copos de avena por 25gr del salvado que estemos utilizando. A veces hago combinaciones y utilizo 12,5 gr de copos y 12,5 gr de salvado para cambiar un poco.

Tortitas de salvado de avena
Tortitas con salvado
Antes de hacer las tortitas con salvado, pensé que la textura sería como de serrín,pero sorprendentemente es bastante buena, como la de las tortitas hechas con copos, pero más ligera, y esponjosa.

Tortitas de harina de salvado
Tortitas con salvado fino
Las tortitas hechas con harina de salvado quedan prácticamente igual que una crêpe: la textura es la misma, y el sabor es muy similar (sobre todo si añades un poco de leche).

También, para no aburrirme, suelo hacer añadirles aromas distintos: añadiendo por ejemplo algunas gotas de estas esencias para pastelería que venden en Lidl:

En un mismo envase las tienes de naranja, de limón, de ron, de vainilla y mantequilla y de almendra amarga. Las de almendra no os las recomiendo, son repugnantes (una vez las usé y tuve que tirar las tortitas a la basura porque me daban arcadas.) Basta con usar apenas unas gotitas.

Normalmente si voy a tomar las tortitas de avena para desayunar, me permito subirles la carga calórica (ya que es muy escasa para esa hora del día), entonces puedo echarles una cucharadita de coco rallado, de almendra molida, de mantequilla de cacahuete derretida, pasas, nueces, una galleta disuelta en leche y triturada, chips de chocolate,etc., incluso añado una cucharadita de azúcar moreno, que además he comprobado que mejora mucho la textura de las tortitas parecen más "bizcochosas")

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis