sábado, 22 de noviembre de 2014

Perfume personal Pressentia: el mejor regalo


Cualquiera que me conozca sabrá que estoy obsesionada con los olores. Tengo un ambientador distinto (sin exagerar) en cada estancia de mi casa, y con mi persona no es diferente. Me encanta el mundo del perfume, y de hecho tengo hasta un perfil en Fragrantica, que es una especie de red social dedicada al perfume.

Por eso cuando me contactaron desde Pressentia para ofrecerme la oportunidad de crear mi propio perfume personal sólo me faltó tocar palmas con las orejas.


Por fin se cumplía uno de mis sueños: tener un aroma personal, que fuera única y exclusivamente mío, es decir, que nadie más oliera como yo (así de especialita soy, qué le vamos a hacer…)

Para elaborar tu perfume personal (o para regalar) debes acceder a la web de Pressentia:


Compras el producto que deseas y después  debes rellenar un cuestionario online con diversas preguntas sobre tu personalidad, tus gustos y tus preferencias. Después de enviarlo, en un plazo de 3 semanas te envían el perfume a tu casa. Y eso fue lo que recibí:



Un frasquito precioso y elegante (que no pienso tirar cuando se me acabe el perfume), un análisis de mi personalidad según el cuestionario (tan acertado que casi da miedo), y una descripción del perfume con sus notas olfativas (así como la lista de ingredientes, muy importante por si tuvieras alguna alergia).


Según la descripción, la pirámide olfativa de mi fragancia personal es la siguiente:
Notas de salida: limón de Sicilia, bergamota y albaricoque.
Notas de cuerpo: rosa de Mayo, jazmín y peonía
Notas de base: almizcle, maderas y vainilla de Madagascar

La primeras notas de salida me sorprendieron porque me eran totalmente familiares. Me recordaban a un perfume de Cacharel que tengo (y que guardo como oro en paño porque ya no se fabrica) que se llama Lou Lou Blue. En efecto, una rápida consulta en Fragrantica.com me confirmó que las notas de salida eran muy parecidas, de ahí la sensación.

Mis compañeras de trabajo lo pudieron oler y su opinión fue unánime: “Es un olor ‘muy Eli’”. Según ellas, el olor se identifica totalmente conmigo. Y para mí, también. Me gusta porque tiene todo lo que me gusta en un perfume: que sea profundo, pero sin ser cargante; que tenga una salida cítrica, pero sin ser demasiado fresco (no me van las colonias “fresquitas” ); que lleve vainilla, pero sin ser empalagoso; y que sea “diferente”, es decir, que no huela como otras fragancias que puedes encontrar en el mercado (¿recordáis cuando se pusieron de moda las fragancias dulzonas y empalagosas tipo Miss Dior Chérie y todo el mundo parecía llevarlas? A eso me refiero). Soy una chica exigente, ¿eh? :-)

Es una fragancia elegante, femenina y dinámica, que me acompaña sin agobiarme. Es muy complicado crear un perfume que sea sensual y fresco al mismo tiempo, pero en Pressentia lo han logrado. La duración es media-alta, unas 6 horas, aunque me ha pasado de ir a la piscina, nadar durante 45 minutos, ducharme, y al secarme el pelo venirme el olor del perfume.

El precio no es barato (consultar opciones), pero los perfumes (buenos) en general no lo son. Es un producto muy costoso de elaborar, que emplea materias primas muy caras y difíciles de conseguir (¿sabías que hace falta casi una tonelada de flores de jazmín para conseguir un litro de esencia?). Y además en el caso de las fragancias personalizadas de Pressentia no se producen en lotes de manera industrial, sino que cada creación es única. Teniendo en cuenta que cualquier perfume de gama alta te cuesta sobre 60€-80€ el frasco de 100 ml, no lo veo caro. Y esto sin contar el carácter de exclusividad que tiene poseer un perfume que sólo sea tuyo.

Si estas Navidades quieres hacer un regalo especial e inimitable, regala un perfume personal. Además, este viernes es el Black Friday, y durante el fin de semana tendréis un 28% de descuento en las fragancias.

Para más información, visita la web de Pressentia.

*Este producto me ha sido enviado por la marca para realizar esta reseña, que he publicado de manera voluntaria y por la cual no he cobrado dinero.

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

sábado, 15 de noviembre de 2014

Espejo Stave de Ikea: un espejo-joyero muy funcional

Espejo Stave de Ikea
 Hace unos meses me mudé y tuve que comprar algunas piezas de mobiliario que me hacían falta. Uno de ellos fue este espejo de Ikea, el modelo Stave. Me costó 19,99€, una ganga (aunque unos amigos míos fueron varias semanas después y lo encontraron rebajado por 15€)


Se puede colgar de dos maneras, de los herrajes de la parte superior o de las bisagras laterales, lo cual te permite poder abrir y cerrar el espejo como si de una puerta de tratara y aprovechar el espacio posterior.

Y esto es lo que he hecho yo, transformando el espejo en un práctico joyero. Hay quien prefiere usar el espejo solamente como "tapa" y colgar las cosas directamente de la pared, como se puede ver aquí. Yo he preferido colgarlas en la parte posterior del espejo.



En la parte posterior cuenta con unas barras metálicas de las cuales puedes colgar pendientes o collares (sin embargo el de mis amigos contaba con unas tiras metálicas en vez de las barras, por eso recomiendo echarle un vistazo antes de comprarlo).


Para aumentar el espacio de almacenamiento, le pegué detrás unos ganchos adhesivos de la marca Command (sobre unos 4,50€ el paquete de 20) donde cuelgo los pendientes y pulseras.



Cada vez que tengo visitas en casa y les enseño lo que hay detrás del espejo se queda boquiabiertos. ¡A eso se le llama aprovechar el espacio! Y si no quieres usarlo como joyero también puedes guardar otras cosas detrás, corbatas, pañuelos de tela, las llaves, etc. Las posibilidades son infinitas.

¡Muy buena idea, señores de Ikea!

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

martes, 11 de noviembre de 2014

Aceite del árbol del té para combatir el acné y la caspa

Aceite del árbol del té (tea tree oil)

Hace unas semanas hice pedido a iHerb y cayó un frasquito de aceite de árbol de té.

¿Qué es? 

Este aceite, contrariamente a lo que pueda sugerir su nombre, no se extrae del té sino de un arbusto originario de Australia denominado árbol del té (melaleuca alternifolia). Es un producto muy utilizado en salud y belleza debido a sus propiedades: es antiséptico (es decir, que tiene una función antibacteriana) y antifúngico (antihongos).

Arbusto del árbol del té (melaleuca alternifolia)
Árbol del té (melaleuca alternifolia)

Por estas propiedades se usa mucho en el tratamiento de problemas como acné, caspa, hongos, piojos, herpes, etc.

Tiene un olor alcanforado muy fuerte, que a algunos les puede parecer desagradable, aunque se usa mucho en aromaterapia. A mí personalmente me recuerda al del aguarrás, y a veces me marea un poco.

Precauciones

Este aceite esencial es muy potente y puede ser muy irritante por lo que jamás se debe usar puro, sino diluido en otro aceite base como jojoba, almendras dulces, etc. Tampoco se debe ingerir, ya que es tóxico, ni usar en animales como perros o gatos, pues para ellos es mucho más tóxico que para los humanos. 

Cómo usarlo

Antiacneico

-Añade un par de gotas (no exceder esta cantidad) a tu tónico habitual o a tu mezcla de aceites para limpieza, para combatir el acné.

-Si tienes una espinilla furiosa de esas que amenazan con cobrar vida propia, con ayuda de un bastoncillo date un toque con aceite del árbol del té justo sobre la cabeza de la espinilla (evitar la piel de alrededor, ya que este aceite es muy fuerte). En unas horas el grano se habrá secado y encogido. Este truco es ideal para antes de irte a dormir.

Anticaspa 

-Añade unas cuantas gotas a tu champú habitual. Combate la caspa y alivia el picor en el cuero cabelludo.

-Añade un par de gotas en una cucharada de tu aceite favorito (oliva, coco, ricino, etc.) y masajea tu cuero cabelludo durante unos minutos. Después lávate la cabeza normalmente.

Mi experiencia personal

Empecé a usar este aceite sin esperar demasiado. Añadí un par de gotas a mi mezcla de aceites para limpieza y cuál fue mi sorpresa que en pocos días la mitad de los granitos habían desaparecido (los superficiales, los bultitos quísticos seguían estando ahí pero bastante menos inflamados que de costumbre).

Cuando me siento demasiado perezosa para limpiarme la cara con aceite, uso el tónico sin alcohol habitual, al que le he añadido un par de gotas de aceite esencial del árbol del té. Mi acné está en bastante mejor estado que antes de empezar a usarlo, así que lo incorporaré de forma fija a mi rutina habitual.

Dónde comprar

En cualquier herboristería, farmacia o tienda de productos naturales. Yo lo compro en iHerb (pinchar en la imagen para acceder a la ficha del producto):

Now Foods Tea Tree Oil


  
¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

sábado, 8 de noviembre de 2014

Cómo hacer cosméticos caseros con vitamina C


Hace unas meses (¡sorry!) os prometí que os indicaría algunas recetas de cosmética casera con vitamina C en este post donde os explicaba las propiedades de este ingrediente. Pues bien, aquí va la información:

Recetas caseras con vitamina C

Ingrediente principal

Vitamina C (ácido L-Ascórbico) en cristales o polvo (mejor este último, ya que se disuelve mejor)

Concentración:

La proporción de vitamina C en cada caso puede variar entre el 5% y el 20%. La vitamina C no deja de ser un ácido y por lo tanto puede ser irritante y tener efectos contraproducentes. La concentración del 5% está aconsejada para pieles sensibles y al comienzo del tratamiento para acostumbrar la piel, sin embargo la proporción mínima para estimular la producción de colágeno es del 10%. Por ello lo recomendable es comenzar la primera semana con una concentración del 5% e ir subiendo paulatinamente la dosis hasta lo que aguante la piel sin sufrir irritación, siempre sin superar el 20%, que es el máximo recomendado. Yo no recomiendo usar una proporción superior al 10%, pues es la que estoy usando actualmente y, sin tener yo la piel sensible, me pica un poco.

Proporciones según la concentración:
  • 5%:  ½ parte de vitamina C por 8 ½ de líquido
  • 10%:  1 parte de vitamina C por 9 de líquido
  • 15%:  1½ parte de vitamina C por 8 ½ de líquido
  • 20%: 1 parte de vitamina C por 4 de líquido.

Las partes se miden por volumen, no por peso, es decir, utilizando el mismo recipiente mides tanto el líquido como el sólido (o polvo, en este caso). También os recuerdo que la vitamina C aumenta la fotosensibilidad de la piel, por lo que será necesario el uso de un filtro solar adecuado durante el día.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Recetas fitness: tortitas de avena (variaciones)

¿Recordáis las tortitas de avena de las que os hablé en este post? Hoy vengo a enseñaros otras variaciones de este receta. Esta vez, usando salvado de avena, tanto entero como pulverizado.
Ambos se pueden comprar en tiendas de productos dietéticos. El salvado pulverizado es como una harina y se disuelve bien en las claras. Últimamente me gusta más usar salvado que copos de avena, ya que al ser un grano más fino, se esparce mucho mejor por la sartén y te permite hacer tortitas más uniformes.



La receta de las tortitas de salvado es muy popular entre la gente que hace la dieta Dukan. Esa receta en concreto no la conozco, ya que no no hago esa dieta, pero se puede utilizar perfectamente la receta normal.

En estos casos sustituimos los 25 gr de copos de avena por 25gr del salvado que estemos utilizando. A veces hago combinaciones y utilizo 12,5 gr de copos y 12,5 gr de salvado para cambiar un poco.

Tortitas de salvado de avena
Tortitas con salvado
Antes de hacer las tortitas con salvado, pensé que la textura sería como de serrín,pero sorprendentemente es bastante buena, como la de las tortitas hechas con copos, pero más ligera, y esponjosa.

Tortitas de harina de salvado
Tortitas con salvado fino
Las tortitas hechas con harina de salvado quedan prácticamente igual que una crêpe: la textura es la misma, y el sabor es muy similar (sobre todo si añades un poco de leche).

También, para no aburrirme, suelo hacer añadirles aromas distintos: añadiendo por ejemplo algunas gotas de estas esencias para pastelería que venden en Lidl:

En un mismo envase las tienes de naranja, de limón, de ron, de vainilla y mantequilla y de almendra amarga. Las de almendra no os las recomiendo, son repugnantes (una vez las usé y tuve que tirar las tortitas a la basura porque me daban arcadas.) Basta con usar apenas unas gotitas.

Normalmente si voy a tomar las tortitas de avena para desayunar, me permito subirles la carga calórica (ya que es muy escasa para esa hora del día), entonces puedo echarles una cucharadita de coco rallado, de almendra molida, de mantequilla de cacahuete derretida, pasas, nueces, una galleta disuelta en leche y triturada, chips de chocolate,etc., incluso añado una cucharadita de azúcar moreno, que además he comprobado que mejora mucho la textura de las tortitas parecen más "bizcochosas")

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

sábado, 1 de noviembre de 2014

Cómo librarte de los pelos enquistados


Todas hemos pasado por esto...Te depilas la línea del bikini (bonito eufemismo para denominar las ingles) y a los pocos días se te llena la zona de unos molestos bultitos, que a veces duelen y que tardan tiempo en irse.

En algunas zonas del cuerpo, el pelo sale de forma diagonal, por lo que muchas veces se enrosca sobre sí mismo y se queda "clavado" en la piel en vez de salir hacia afuera. El organismo actúa como si el pelo fuera una cuerpo extraño, provocando inflamación , dolor y enrojecimiento en la zona.

Yo ya he intentado todos los trucos que aconsejan normalmente: exfoliarte la piel e hidratarla bien, usar guantes de crin, etc., pero no me servía de nada. Este verano descubrí, medio por accidente, cómo evitar este problema. Estuve usando estos discos de ácido salicílico para el acné que compré en iHerb:


Un día me dio por usarlo en las ingles, con la esperanza de que hiciera algo con los granitos que me habían salido. Y funcionó. seguí con la aplicación de este producto todos los días y pronto no sólo desaparecieron los bultos sino que se liberaron los pelos que estaban escondidos bajo la capa de piel.

La clave está en el ácido salicílico que contiene este producto, que provoca una suave exfoliación de la piel que elimina la capa de células muertas de la piel y libera los pelitos cautivos.

Cualquier producto que contenga ácido salicílico puede funcionar, desde toallitas a cremas, eso sí, que no contenga alcohol, que es un irritante. Yo personalmente recomiendo estos productos que se pueden encontrar en iHerb (clicando en el nombre de cada producto puedes acceder a la página):




El único cuidado que debes tomar cuando te apliques ácido salicílico es evitar exponer la zona a los rayos solares e hidratar muy bien la zona, ya que el ácido reseca la piel. Si tienes la piel sensible opta por usar una fórmula con un porcentaje bajo de ácido salicílico para evitar la irritación.

¡Verás como en unos días te has librado de los granitos!

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis

CIAO