jueves, 17 de abril de 2014

InstanTé Energía Susaron: un chute de energía instantáneo


Soy una persona que se pasa el día muerta de sueño. Da igual que duerma 6 horas o que duerma 9, siempre llega un momento en que noto que se me cierran los ojillos y no doy más de sí. Hay gente que lo soluciona bebiendo cantidades ingentes de café. Lamentablemente a mí el café no solo no me gusta demasiado sino que además apenas me hace efecto (salvo el de algunos bares, que me deja  con taquicardias); el té en cambio sí que me gusta, pero no  es lo suficientemente potente como para mantenerme alerta. Y las bebidas con cafeína, como la Coca Cola o el Red  Bull, tampoco me entran demasiado, por el gas y por la cantidad de calorías que tienen (me niego a beberlas en versión light, me repugna el sabor).





Por eso el otro día, cuando vi este producto en las estanterías de Carrefour, me animé a probarlo. Se trata de unos sobrecitos de té soluble para beber en frío, con extractos de ginseng y guaraná, y sabor a refresco de cola, que hay que mezclar con medio litro de agua. La combinación del té, el guaraná y el ginseng hacen de esta bebida una bomba contra el sueño y la apatía, ya que 500 ml de preparación contienen 510 mg de cafeína según la información nutricional que figura en la caja (aunque lo veo demasiado). Para comparar, una taza de café puede contenter entre 40 mg y 100 mg, mientras que una lata de Coca Cola tiene unos 45 mg. La dosis máxima recomendada es de 500 mg diarios, aunque un consumo moderado no debería superar los 300 miligramos, por eso no me tomo más de un sobre al día, ya que podría ser contraproducente. Aunque antes de conocer esta información he llegado a tomarme dos y tampoco he notado nada raro, pero no hay que abusar.




Yo no soy muy fan de los preparados para hacer té frío, ya que casi todos los que he probado están asquerosos, pero estos sobrecitos están bastante buenos (ya contienen azúcar incorporado, en los ingredientes aparece como dextrosa, además de sucralosa como edulcorante). El sabor es muy parecido al de los Chupa Chups de Cola de toda la vida (los del envoltorio azul y marrón) y es agradable. El líquido resultante es una bebida marrón oscuro del mismo color que la Coca Cola, pero sin el gas.

Y desde luego estos sobrecitos hacen su efecto. Todas los días al llegar a la oficina me preparo mi botella de 500 ml y voy dándole sorbitos durante la mañana. Y la verdad es que funciona, me mantiene alerta y sin esos ataques repentinos de modorra que me suelen dar. Pero también he descubierto que este té tiene otro efecto curioso: es muy diurético. Cada vez  que me tomo media botella me la paso yendo cada media hora al baño, no porque tenga un poco de pipí, sino porque estoy a punto de orinarme encima, literalmente. Creo que este detalle puede ser interesante para las personas con problemas de retención de líquidos.

Estos sobrecitos son de la marca Susaron, fabricados en mi tierra (en la provincia de León), y la caja de 12 sobres cuesta unos 3,40€ en Carrefour. No es especialmente barato, pero para el efecto que me hacen considero que vale la pena el precio. Repetiré más veces seguro.También disponen de otras versiones para adelgazar, para cuidar el corazón, con fibra, etc. Más información en la web del fabricante: www.susaron.es







¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

sábado, 12 de abril de 2014

Caja Birchbox Marzo 2014 Edición Glow

Hola a todas
Me paso la vida pidiendo disculpas por bloguear con tan poco frecuencia, pero ¿sabéis esas épocas en tu vida en que tienes el tiempo justo y te toca elegir entre tu vida personal y el blog? Pues podemos decir que ahora estoy en una época de esas. Por eso me he retrasado tanto para presentaros la caja de marzo que Birchbox tuvo la amabilidad de enviarme, una edición especial de bienvenida a la primavera llamada BBGlow. Nada mejor para mostraros el contenido que unas cuantas imágenes:






El contenido de esta caja me ha gustado más que el de la que recibí el año pasado:







¿Y por qué me ha gustado más esta caja que la anterior? 
  • Porque en esta ha habido más productos de tratamiento y menos de color. 
  • Porque los productos me han parecido de mejor calidad.
  • Porque los productos incluidos son más adecuados para mi tipo de piel/cabello.

Algunos productos ya los he probado y pronto comenzaré a publicar reseña con mis impresiones al respecto. En el post de la vez anterior ya expliqué mi razón personal por la cual no me suscribía a este tipo de caja, pero la verdad es que con esta me he llevado una sorpresa muy agradable porque me gusta prácticamente todo.

¿Qué os ha parecido esta caja?

*Este producto me ha sido enviado por la marca/representante de forma gratuita. Esta reseña es totalmente libre y voluntaria y no ha sido remunerada.

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

domingo, 23 de marzo de 2014

Productos capilares "reparadores": que no os tomen el pelo



Llevaba tiempo rumiando este tema y tenía muchas ganas de soltarlo todo un día de estos en el blog. Pues ese día ha llegado. Hoy voy a arremeter contra la publicidad (altamente) engañosa de los productos de belleza, más concretamente los productos capilares que están saliendo cada vez más y que prometen "reparar" y/o "regenerar" el cabello (no voy a mencionar marcas pero imagino que ya los habréis visto anunciar muchísimas veces). Os lo voy a explicar de manera muy sencilla:

1. El cabello, al igual que las uñas, está hecho de queratina, que es una proteína que forma algunos órganos y apéndices externos de muchos animales vertebrados, es decir, pelo, cuernos, pezuñas, etc. Tanto el cabello como las uñas son una sustancia "muerta", que se nutren de la parte "viva" que en el caso del cabello sería el folículo piloso. La prueba más básica y simple de esto es que si nos cortamos una uña o un cabello no sale sangre ni nos duele.

2. Partiendo de esta base: una sustancia muerta no se puede regenerar. ¿Verdad que cuando se te rompe una uña ya no vuelve a crecer el trozo roto? Puedes recomponerla con un parche, con sustancias como el acrílico, esmaltes especiales, etc., pero la uña sigue estando rota. Y la única solución en ese caso es cortarla y esperar a que nos vuelva a crecer. Pues con el cabello sucede lo mismo. La hebra que está estropeada, quemada, etc., ya no se vuelve a recuperar. Os pongo dos ejemplos: cuando nos decoloramos el cabello, ya no vuelve a recuperar su color normal (salvo la parte "nueva" del cabello que va saliendo del folículo). O si te aplicas un desrizante químico, la parte procesada ya nunca más vuelve a su textura original. Si el cabello tuviera la propiedad de regenerarse, no creéis que al cabo de un tiempo recuperaría su color y su textura originales? Pero esto no sucede, ¿verdad?

3. Por esto mismo, ningún producto capilar puede reparar una sustancia muerta que ya está dañada. Los champús por ejemplo sólo limpian (y en casos acondicionan) pero un champú de por sí no puede reparar el cabello, y menos aún tratándose de un producto que se aplica y se aclara a los pocos minutos. Los acondicionadores y mascarillas, como su propio nombre indica acondicionan el cabello, tienen un pH ácido que cierra las escamas externas de la fibra capilar, haciéndolo más brillante y protegiéndolo contra agresiones externas. También contienen aceites que suavizan el cabello y lo protegen dejando una fina capa protectora que evita la deshidratación. Pero, como los champús, se aplican y se aclaran, y no tienen propiedades suficientes para reparar el pelo. Lo que sí suelen llevar son siliconas, que recubren la fibra capilar y "cubren" gran parte de los daños, dando una falsa imagen de cabello saludable y brillante.

4. ¿Y qué sucede con la queratina? La queratina y los tratamientos proteínicos (como Aphogee  o la laminación con gelatina) son una solución temporal, ya que se terminan gastando con los lavados y el desgaste habitual. Sin embargo se trata de la opción más natural y beneficiosa de reforzar la fibra capilar de manera temporal (especialmente si tu cabello es fino o frágil por naturaleza) y también evitar daños posteriores.

5. Además el cabello se estropea solo con el paso del tiempo, por muy bien que lo cuides (salvo casos excepcionales de personas con un cabello ultra fuerte). ¿Os habéis fijado en las personas que tienen el cabello por debajo de la cintura cómo tienen las puntas? A no ser que las corten regularmente, normalmente la parte de las puntas se ve mucho más estropeada que el resto. Teniendo en cuenta que el pelo suele crecer una media de 1,25 cm al mes (varía según la persona), los cabellos que llegan a la cintura tienen una edad media de siete años, y eso es mucho tiempo. Y da igual que lo cuides con todo el mimo y cariño del mundo: el pelo envejece irremediablemente y se deteriora por el paso del tiempo, ya sea por los lavados, el roce con la ropa, etc.

6. Entonces, ¿cuál es la solución al cabello estropeado?
Lo mismo que con las uñas: cortar y esperar a que crezca, los daños en la fibra capilar son prácticamente irreversibles. No se puede hacer mucho más salvo eso y cuidar mucho nuestro cabello para impedir que se estropee, es decir, usando champús poco agresivos, mascarillas y acondicionadores de buena calidad, hidratando el pelo, limitando el uso de secadores, planchas, tintes, productos químicos agresivos, etc.

7. ¿Quiere esto decir que ya no puedo ni teñirme el pelo ni usar secadores?
Para nada. Algunas personas por ejemplo tienen la suerte de tener un cabello muy fuerte que aguanta todo tipo de alteraciones y pueden teñirse, plancharse y hacerse todo tipo de virguerías con el pelo.

Soy de la opinión de que la salud del cabello es muy importante, pero al mismo tiempo la vida es muy corta y si te apetece teñírtelo, rizártelo o alisártelo (siempre y cuando no abuses) no tienes por qué quedarte con las ganas. Además, muchas veces el daño es inevitable, por ejemplo: aunque el secador reseque y maltrate el pelo, es un "mal" necesario, ¿o quién va a salir a la calle en pleno invierno con el pelo mojado arriesgándose a pillar una pulmonía?

Al fin y al cabo, no olvidemos que sólo es pelo y que tampoco debemos obsesionarnos con él, siempre se podrá cortar y dejar que vuelva a crecer.

¿Qué opináis sobre este tema?



¿Te ha gustado este post? Compártelo:

martes, 4 de marzo de 2014

Essence Paper Print: el chasco del año



No escarmiento, ¿cuántas veces he escrito en este blog quejándome sobre la calidad de los productos de Essence? Y sin embargo siempre acabo cayendo, tentada por los precios y su packaging llamativo. He tenido la desgracia de haber comprado este producto y no sé qué me da más rabia, si el dinero que me he gastado o las horas que perdí la otra noche pintándome las uñas y dejándolas secar para nada.

¿Qué es?

Se trata de un producto “novedoso” para nail art, que imita la técnica del estampado con papel de periódico, solo que usando otro tipo de diseños. Para ello se venden por un lado los rollitos de papel estampado y por el otro el líquido fijador.


El mecanismo es el mismo: se corta el papel en cuadraditos un poco más grandes que cada uña, se mojan con la solución, se aplican sobre la uña (previamente pintada con un esmalte en color claro), se presiona unos segundos y al retirar el papel, se queda el dibujo estampado sobre la uña. O al menos se supone que así funciona.

Como ya os comenté, esta técnica funciona bastante bien con el papel de periódico (yo ya lo he probado), pero con este kit es otra cantar. ¿Queréis saber cómo fue mi experiencia? Pues este vídeo la ilustra perfectamente:



No. Funciona. A esta otra chica tampoco le funcionó.

No hay más. He hecho los mismos intentos que la chica del vídeo, sin resultado (como mucho dejar la capa de esmalte de base pegajosa y con una textura rara por la acción del líquido).
En algún otro vídeo se ve a una usuaria que más o menos lo consigue, y digo más o menos porque como podéis ver la estampación resultante es muy pobre y apenas se ve:



¿Conclusión? Un timo. Menos mal que no se trata de un producto especialmente caro, aunque los papelitos cuestan unos 2€ y pico y el fijador igual, haciendo casi 6€ en total. He probado a utilizar alcohol solo, como cuando me hago las manicuras con papel de periódico, y nada, el mismo resultado, así que creo que puede culpar a la calidad del papel.

Me parece una vergüenza que Essence se dedique a vender productos que no es que sean buenos ni malos, es que sencillamente no funcionan. Y este no es el único, otro día os hablaré de otro producto de nail art que me ha defraudado muchísimo.

¿Mi puntuación?

¡Cero morritos!!!

Si te gusta el blog, regálame un voto en el concurso 20 Blogs:

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

viernes, 28 de febrero de 2014

Konadicura de la semana XVII: gótico victoriano ¿?


¡Hola a todas!!!

Como ya os informé anteriormente, por fin he acabado el curso que estaba haciendo y celebré mi nueva vida con tiempo libre haciéndome una manicura nueva, que hacía mucho que no les dedicaba tiempo a mis pobres uñas.

Esta vez he optado por un diseño un poco gótico/victoriano, con una base negra y estampado rococó en plata. Los esmaltes y productos utilizados son:


Base: esmalte negro Yes Love nº346
Placa: Konad M71
Estampado: Silver Stampy de Essence
Top coat: Esmalte transparente Lady Merit (sorprendentemente buena y brillante a pesar de ser del Todo a 1 Euro)



Aunque, como casi todas las konadicuras, es un look de uñas llamativo, no creo que vuelva a hacérmelo, lo veo un poco demasiado gótico para mi gusto. ¿Qué os ha parecido este look?

Si te gusta el blog, regálame un voto en el concurso 20 Blogs:

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

domingo, 16 de febrero de 2014

DIY belleza: peeling casero de frutas para una piel como nueva


Hola chicas, he vuelto!!!!

Tras un mes infernal gracias a las prácticas y más prácticas del curso que estaba haciendo por fin regreso al blog, que ya tenía "mono". Con el curso terminado y un nuevo empleo con mejor horario tendré más tiempo para dedicarle a mis posts.

Esta vez quería compartir con vosotras una receta que vi por ahí (ahora mismo no recuerdo dónde) y cuyos resultados me han impresionado bastante.  Se trata de un peeling casero a base de frutas que exfolia e ilumina la piel, seca granitos e imperfecciones y reduce manchas. Y además es súper barato de hacer, ¿qué más necesitamos?


Primero antes que nada, incluir un poco de información científica sobre la acción de este tipo de tratamientos:
Muchas frutas contienen unas enzimas especiales llamadas proteasas o peptidasas. La función de estas enzimas es romper los enlaces peptídicos de las proteínas. ¿Y qué significa esto en cristiano? Así mal resumido quiere decir que disuelven las proteínas. Y por proteínas lo mismo podemos estar refiriéndonos a los alimentos que comemos o al estrato córneo de nuestra piel (compuesto de queratina, que es una proteína). Esa es una de las razones por las cuales se suelen usar frutas como la piña y el kiwi para macerar carnes y dejarlas más blandas, o para ayudar a hacer la digestión si las consumimos como postre. Es más, ¿nunca habéis notado escozor en la boca al comer piña o kiwi? Pues es precisamente por la acción de las proteasas al "atacar" la superficie de nuestra cavidad bucal, especialmente si el fruto no está muy maduro.

Según la fruta, estas enzimas reciben diferentes nombres: actinidina para el kiwi, bromelina para la piña, papaína para la papaya, etc. Aparte de las que he mencionado, otras frutas y hortalizas ricas en proteasas son los higos, mangos, calabaza, fresas, tomates, etc.

La acción queratolítica de estas enzimas se puede aprovechar haciendo una mascarilla que disolverá las células muertas de nuestra piel, creando una acción exfoliante, favoreciendo la aparición de una piel "nueva" y más luminosa y secando imperfecciones como granitos y espinillas.

  • No aplicar en la zona periocular (alrededor de los ojos) ni por las fosas nasales.
  • No aplicar si tienes la piel irritada o con lesiones
  • Si tienes la piel sensible, haz primero un pequeño test de sensibilidad probándolo en la zona detrás de la oreja y esperando unas 24h-48h para ver cómo reacciona tu piel. Que un producto sea natural no quiere decir que no pueda provocar una reacción alérgica.
  • Jamás te hagas mascarillas con una fruta a la que seas alérgica/o, por razones más que obvias.
  • Dejar actuar de 15 a 20 minutos según lo resistente que sea tu piel (nunca más de media hora). En caso de duda comenzar con unos 10 minutos y en sucesivas aplicaciones ir alargando el tiempo de aplicación.
  • Este peeling debe, a lo sumo, picar un poquito por la acción de los ácidos y las proteasas, pero jamás debe escocer. Si se diera el caso, podría tratarse de una reacción alérgica o de intolerancia, por lo tanto retíralo inmediatamente con agua tibia.
  • Si es posible, aplicarse la mascarilla por la noche, así evitaremos una exposición solar en las horas siguientes a su aplicación.
  • Usar siempre protección solar después de hacerte este tipo de tratamientos, ya que los ácidos sensibilizan un poco la piel y esto puede provocar una hiperpigmentación (manchas), justo lo contrario que deseamos. 
  • No utilices fruta que aún esté verde (sobre todo en el caso de la piña y el kiwi) ya que los ácidos de la fruta sin madurar pueden ser altamente irritantes
  • No olvides hidratar muy bien la piel después de retirar la mascarilla
 

  • Triturar la fruta con una batidora para que no queden grumos (añadir un poco de agua para licuarlo bien).
  • Aplicar por todo el rostro y cuello (el cuello, no olvidemos el cuello!) con ayuda de una brochita, evitando la zona del contorno de ojos y de la boca. Yo he empleado una brochita en forma de abanico (la que se ve en la primera foto) que va de perlas.
  • Dejar actuar el tiempo recomendado de 15-20 minutos. 
  • Aclarar muy bien, secar la piel y aplicar una hidratante.
Usar un kiwi pequeño / un trozo pequeño de piña/ tres  o cuatro fresas/ etc., la cantidad suficiente para una aplicación. Como todo es comestible y estamos en crisis, separa sólo una cucharada de producto y el resto cómetelo o mézclalo con un zumo, que no están los tiempos para desperdiciar comida (yo mezclé el resto del puré de kiwi con un zumo de naranja natural y me salió un zumo delicioso).

La primera vez que probé esta mascarilla no me lo podía creer. Tenía la piel súper suave y súper lisa, más luminosa, etc., como cuando te haces un peeling con ácido glicólico en la esteticién (pero mucho más barato). Lo más increíble es que la línea de expresión perpetua que tengo en la frente (consecuencia de mi mal vicio de alzar las cejas constantemente) desapareció, tenía la piel de la frente tersa y lisa como si me hubiera aplicado algún tratamiento tensor (aunque reapareció a las horas, pero menos marcada). Desde entonces me hago esta mascarilla una vez por semana y noto los resultados en mi piel: la tengo más luminosa, más lisa, con menos marquitas.

No puedo dejar de recomendar este peeling casero, especialmente si tenéis la piel oleosa y problemática como yo. Si tenéis la piel seca y/o sensible talvez os pueda ir bien, pero creo que puede ser un poco más agresivo con vuestro tipo de piel, especialmente si ya habéis tenido alguna reacción negativa a tratamientos con ácidos. En vuestro caso en vez de usar frutas ácidas como la piña y el kiwi podéis optar por otras más suaves como la papaya, o por hortalizas como la calabaza. De hecho he probado a hacerme la mascarilla con calabaza y fresa y apenas noté resultados porque era demasiado floja para mi tipo de piel; tengo la suerte de que mi cara aguanta bastante bien los tratamientos a base de ácidos, he llegado a  aplicarme tratamientos con ácido glicólico al 20% y no sentir ninguna reacción más allá de un leve enrojecimiento.

Animaos a probarlo, no cuesta nada, y me contáis qué tal os ha ido.



¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis

CIAO

AddThis Smart Layers