domingo, 24 de agosto de 2014

Oil cleansing para solucionar el acné: qué aceites usar

Como os comenté en el post anterior Oil cleansing: o cómo me libré del acné al dejar de lavarme la cara, os tenía que comentar qué tipos de aceite servían para este propósito, ya que no todos valen para todo el mundo.

Ante todo para poder realizar este método necesitarás aceite de ricino, ya que es un potente limpiador y constituye una excelente base para tu mezcla de aceites. El aceite de ricino se compra en herbolarios e incluso en farmacias (se suele vender como laxante desde hace muchísimas décadas. Yo el mío lo compro en iHerb, ya que sale muy bien de precio, lleva mucha cantidad y además es orgánico y libre de hexanos. El que compro en concreto es este (clica sobre la imagen para acceder a la ficha del producto):



Sale muy bien de precio porque además el bote es enorme, lleva casi medio litro (473 ml).
El aceite de ricino es un excelente emoliente, reduce la inflamación cutánea y limpia la piel de impurezas. De hecho su poder limpiador es tan potente que no se recomienda usarlo puro en la técnica del oil cleansing, ya que a la larga, aunque parezca contradictorio, puede provocar sequedad. Por eso debemos mezclarlo con otros aceites según las necesidades de tu piel.

¿Y con qué aceites debo elaborar mi mezcla?

Según tu tipo de piel te pueden ir bien unos tipos de aceites u otros y en distinta proporción:

  • Pieles grasas y acneicas: avellana, girasol, neem, jojoba, semilla de uva, sandía, arroz, albaricoque, melocotón, almendra, cártamo, nuez, rosa mosqueta, árbol del té (en muy pequeñas cantidades), manuka.
  • Pieles normales a secas: Jojoba, pepita de uva, oliva extra virgen, macadamia, maíz, aguacate, séseamo, girasol, germen de trigo, almendra, rosa mosqueta

Por supuesto en esta lista no entra el aceite mineral (paraffinum liquidum), que no sólo no tiene nada de natural (es un derivado del petróleo), sino que es altamente comedogénico. El aceite de coco tampoco es recomendable (yo lo probé una vez, antes de saber que era comedogénico, y se me llenó la cara de granos). Del aceite de oliva también se dice que es comedogénico, pero en mi caso lo he usado y no he notado que me salieran más granitos.
La clave está en hacer mezclas pequeñas e ir probando qué combinación de aceites te va mejor.

La proporción entre el aceite de ricino y el resto de aceites varía según tu tipo de piel. Como es el activo limpiador, cuanto más seca sea tu piel, menos ricino debe usar. Normalmente la proporción va así:
  • Piel grasa: 30% de ricino
  • Piel normal: 20% de ricino
  • Piel seca: 10% de ricino
Mi mezcla lleva un 30% de ricino, un 50% de oliva y sobre un 20% de jojoba, grosso modo. La tengo guardada en un envase con dispensador como este (ya me queda poco):


El aceite de jojoba también lo he comprado en iHerb:


Ahora uso mi mezcla de aceites como desmaquillante para disolver la grasa y el maquillaje antes de retirarlo con un limpador facial suave que estoy usando ahora. Un consejo: si vas a retirar tu mezcla de aceites con un limpiador al agua, retira antes el exceso de aceite con un pañuelo de papel, si no te será imposible limpiarte la cara correctamente.

Alguna persona ya me ha informado de que, después de seguir este método de limpieza, su piel ha mejorado considerablemente, ¿alguna más que pueda contar su experiencia?

Puedes comprar tus aceites (y más productos) en iHerb, y si además introduces mi código personal te llevarás un descuento de hasta 10$:


¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis