sábado, 22 de noviembre de 2014

Perfume personal Pressentia: el mejor regalo


Cualquiera que me conozca sabrá que estoy obsesionada con los olores. Tengo un ambientador distinto (sin exagerar) en cada estancia de mi casa, y con mi persona no es diferente. Me encanta el mundo del perfume, y de hecho tengo hasta un perfil en Fragrantica, que es una especie de red social dedicada al perfume.

Por eso cuando me contactaron desde Pressentia para ofrecerme la oportunidad de crear mi propio perfume personal sólo me faltó tocar palmas con las orejas.


Por fin se cumplía uno de mis sueños: tener un aroma personal, que fuera única y exclusivamente mío, es decir, que nadie más oliera como yo (así de especialita soy, qué le vamos a hacer…)

Para elaborar tu perfume personal (o para regalar) debes acceder a la web de Pressentia:


Compras el producto que deseas y después  debes rellenar un cuestionario online con diversas preguntas sobre tu personalidad, tus gustos y tus preferencias. Después de enviarlo, en un plazo de 3 semanas te envían el perfume a tu casa. Y eso fue lo que recibí:



Un frasquito precioso y elegante (que no pienso tirar cuando se me acabe el perfume), un análisis de mi personalidad según el cuestionario (tan acertado que casi da miedo), y una descripción del perfume con sus notas olfativas (así como la lista de ingredientes, muy importante por si tuvieras alguna alergia).


Según la descripción, la pirámide olfativa de mi fragancia personal es la siguiente:
Notas de salida: limón de Sicilia, bergamota y albaricoque.
Notas de cuerpo: rosa de Mayo, jazmín y peonía
Notas de base: almizcle, maderas y vainilla de Madagascar

La primeras notas de salida me sorprendieron porque me eran totalmente familiares. Me recordaban a un perfume de Cacharel que tengo (y que guardo como oro en paño porque ya no se fabrica) que se llama Lou Lou Blue. En efecto, una rápida consulta en Fragrantica.com me confirmó que las notas de salida eran muy parecidas, de ahí la sensación.

Mis compañeras de trabajo lo pudieron oler y su opinión fue unánime: “Es un olor ‘muy Eli’”. Según ellas, el olor se identifica totalmente conmigo. Y para mí, también. Me gusta porque tiene todo lo que me gusta en un perfume: que sea profundo, pero sin ser cargante; que tenga una salida cítrica, pero sin ser demasiado fresco (no me van las colonias “fresquitas” ); que lleve vainilla, pero sin ser empalagoso; y que sea “diferente”, es decir, que no huela como otras fragancias que puedes encontrar en el mercado (¿recordáis cuando se pusieron de moda las fragancias dulzonas y empalagosas tipo Miss Dior Chérie y todo el mundo parecía llevarlas? A eso me refiero). Soy una chica exigente, ¿eh? :-)

Es una fragancia elegante, femenina y dinámica, que me acompaña sin agobiarme. Es muy complicado crear un perfume que sea sensual y fresco al mismo tiempo, pero en Pressentia lo han logrado. La duración es media-alta, unas 6 horas, aunque me ha pasado de ir a la piscina, nadar durante 45 minutos, ducharme, y al secarme el pelo venirme el olor del perfume.

El precio no es barato (consultar opciones), pero los perfumes (buenos) en general no lo son. Es un producto muy costoso de elaborar, que emplea materias primas muy caras y difíciles de conseguir (¿sabías que hace falta casi una tonelada de flores de jazmín para conseguir un litro de esencia?). Y además en el caso de las fragancias personalizadas de Pressentia no se producen en lotes de manera industrial, sino que cada creación es única. Teniendo en cuenta que cualquier perfume de gama alta te cuesta sobre 60€-80€ el frasco de 100 ml, no lo veo caro. Y esto sin contar el carácter de exclusividad que tiene poseer un perfume que sólo sea tuyo.

Si estas Navidades quieres hacer un regalo especial e inimitable, regala un perfume personal. Además, este viernes es el Black Friday, y durante el fin de semana tendréis un 28% de descuento en las fragancias.

Para más información, visita la web de Pressentia.

*Este producto me ha sido enviado por la marca para realizar esta reseña, que he publicado de manera voluntaria y por la cual no he cobrado dinero.

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis