miércoles, 11 de abril de 2018

Receta: mousse de mango sin azúcar

Sígueme en Instagram y Facebook y no te pierdas ninguna de mis publicaciones y novedades.
 

Últimamente le he pillado el gustito a preparar postres que alegren el paladar pero que igualmente sean algo más saludables, es decir, con menos azúcar y menos grasas (aunque me centro mucho más en reducir el primero que las últimas). Lo que ahora se llaman "postres fit", aunque de toda la vida han sido "postres light", pero igualmente estamos usamos un anglicismo, así que tanto monta, monta tanto, pero manías que tienen una. En fin, que me enrollo siempre con este tema.


El protagonista de esta vez es el mango, fruta tropical de intenso y delicioso sabor. Pero esta receta se puede adaptar a otros tipos de frutas diferentes: fresas, melocotón, piña, frambuesa, etc. La única cosa a tener en cuenta es que si usas frutas tropicales (como por ejemplo en este caso) es recomendable usarlas enlatadas, ya que al natural estas frutas tienden a impedir que cuaje la gelatina y nos puede echar a perder el postre. No es que nos salga mal si esto sucede, pero sin la estructura de la gelatina nos quedaría un postre con una textura un poco líquida.

Esta receta es muy básica y ligera: además de fruta contiene queso quark (o queso batido, son prácticamente la misma cosa), gelatina y clara de huevo, todos ellos alimentos altos en proteínas. Hay que tener en cuenta en el caso de las claras que, al ir éstas crudas, el cuerpo no las asimilará igual (aunque según este artículo sí, al ir montadas, lo cual es una buena noticia).


El único azúcar que contiene la receta es el propio del mango y el del almíbar, que era una cantidad muy baja. El endulzante elegido en este caso ha sido la sucralosa, en mi opinión el que mejor sabor tiene, pero se puede usar el que más os guste, o directamente usar azúcar si os da igual (además mejorará la textura del merengue si lo añadimos a las claras)

Con estas cantidades te salen unas 8 mousses (cunde mucho). La información nutricional por ración es aproximadamente la siguiente (usando queso quark bajo en grasa):
  • Kcal: 64
  • Grasas: 0,2 gr
  • Carbohidratos: 9,4 gr (de los cuales 1,2 gr de azúcares)
  • Proteínas: 6 gr
Ingredientes
  • 250 gr queso quark o batido.
  • 1 lata de mango en almíbar (425 gr)
  • 100 gr de claras pasteurizadas (equivale a 3 claras aprox.)
  • 4 láminas de gelatina neutra
  • Edulcorante al gusto (recomiendo la sucralosa) o azúcar (unas 4 cucharadas aprox.)
Modo de preparación

Verter el mango en un bol y reservar un poco del almíbar. Triturarlo bien y pasarlo por un colador o chino, ya que el mango tiene unos hilitos un poco desagradables. Separar un par de cucharadas del puré de mango y triturar el resto junto con el queso quark y el edulcorante. 

Remojar las láminas de gelatina en agua y cuando estén hidratadas, escurrirlas, echarlas en el almíbar del mango que hemos reservado anteriormente junto con una cucharada de agua y calentar en el microondas apenas unos segundos, lo justo para que se disuelva la gelatina (importante que no hierva jamás la mezcla, o la gelatina se echará a perder). Añadir la gelatina a la mezcla de mango y queso y mezclar muy bien. 

Batir las claras a punto de nieve firme y mezclarlas con mucho cuidado con el preparado de mango y queso. Verter en tacitas de postre (salen unas 8 mousses) y decorar con el puré de mango que hemos reservado. Llevar al frío un mínimo de 4 horas para que cuaje la gelatina. Consumir en tres días máximo.


Esta la serví decorada con fresas frescas, la combinación es deliciosa.

¿Os animáis a prepararla?

AddThis