jueves, 10 de agosto de 2017

Reseña: Oh Yeahh!, un bálsamo que mejorará tu humor.

Hola, como os anuncié en Instagram hace unas semanas, el mes pasado recibí dos bálsamos labiales Oh Yeahh! de The Happiness Institute.

Se trata de unos bálsamos labiales con un beneficio extra muy novedoso: ayudan a potenciar el buen humor. ¿Cómo lo hacen? Gracias a su contenido en triptófano.

¿Qué es el triptófano?

El triptófano es un aminoácido esencial (es decir, que el cuerpo no lo sintetiza y solo podemos obtenerlo a través de los alimentos). Es esencial para promover la liberación de la serotonina, un neurotransmisor conocido como “hormona”  de la felicidad”, ya que es el que nos permite sentir placer.

Los bálsamos

Estos bálsamos vienen en cinco colores/sabores. Yo recibí el naranja/melón y el rosa. Dan un toque de color sumamente sutil, en mi piel no se ve prácticamente. A mí personalmente me gusta más que los bálsamos no tengan color.
Tienen una textura fundente y muy hidratante, y un aroma agradable y sutil.

Los tubos tienen una estética muy chic y elegante con acabado cromado. Además, el serigrafiado del envase es muy resistente: hace semanas que llevo uno de los tubos desperdigado por el bolso y aún no se me ha borrado ni una sola de las letras.

Un gran punto a favor de estos bálsamos es que tienen cierre de rosca en lugar del típico cierre a presión que cuando no se te abre dentro del bolso haciendo un estropicio, se te parte y es muy anti higiénico porque te termina entrando porquería en el bálsamo. Estos permanecen bien cerrados por muchos meneos que les des.


La fórmula exclusiva HBC (The Happiness Boosting Complex®) de los bálsamos Oh Yeahh! ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo gracias a tres ingredientes naturalmente ricos en triptófano: la manteca de cacao, el extracto de kiwi y una planta africana denominada Griffonia simplicifolia. Gracias a esta fórmula, el bálsamo labial Oh Yeahh! aumenta el nivel de serotonina a 2,8 veces en tan sólo en media hora.

Además, incluye un factor de protección solar SPF 15, muy útil ya que la piel de nuestros labios no contiene melanina y se puede quemar más fácilmente.

¿Funcionan realmente estos bálsamos?
Basándome en mi experiencia, como bálsamo se trata de un producto muy bueno. Hidrata bien sin ser pegajoso ni pringoso, y lo que más me gusta es que repara los labios con un par de usos, en un día dejas de tener pellejitos y piel agrietada. Además, como ya mencioné, lo del cierre de rosca es un puntazo muy práctico. Y el envase me encanta, es muy glamuroso y resistente.

Ahora pasemos a la parte del efecto en el ánimo. Sinceramente, creo que este efecto es muy difícil, si no imposible, de medir. Nuestro ánimo puede depender de mil y un factores distintos, ¿cómo podemos evaluar si este bálsamo es uno de ellos? Lo veo muy complicado, por lo que creo que no se puede opinar a este respecto. Como ya mencioné antes, el producto afirma aumentar 2,8 veces el nivel de serotonina en saliva en unos 30 minutos. ¿Puede influir en mi estado de ánimo ese aumento de serotonina? Ni idea.

Creo que es más una estrategia de marketing, pero igualmente, me parece un detalle simpático que no hace más que darle un punto curioso y divertido a un producto de por sí bastante bueno. A mí me ha gustado.

¿Dónde se consigue?
Lo puedes encontrar en farmacias y parafarmacias a un precio aproximado de 11€-12€.

¿Qué os parecen este tipo de productos?

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis