domingo, 7 de mayo de 2017

Cosmética DIY: haz tu propia crema hidratante base


Desde que hace unos meses me "picó el bicho" de la cosmética casera, no paro de probar cosas nuevas. Comencé con el jabón hecho a mano y después, poco a poco, me he ido aventurando con cosas más complejas, hasta tal punto que no recuerdo cuándo fue la última vez que compré gel de ducha o body milk. Si hace unos días os presentaba una crema de peinado para cabellos rizados, hoy os voy a enseñar una receta muy sencilla y versátil: aprende a hacer tu propia crema hidratante.

Haciendo tu crema hidratante en casa tú controlas los ingredientes que contiene y te aseguras de que son 100% naturales, o sea, nada de aceite mineral, ni siliconas (salvo si las añades tú) ni parabenos, etc.

Como ya dije en el post de la crema de peinado, para crear una crema solo necesitas tres ingredientes básicos:
  • Agua
  • Emulsionante
  • Aceite
Y por supuesto un conservante si no vas usarla toda al momento. Con el conservante, el producto aguantará sin estropearse aproximadamente unos 3 meses. Yo uso Cosgard, que es un conservante autorizado por Ecocert, y por ello muy usado en cosmética natural/bio.
Lo bueno de hacer cremas caseras es que puedes personalizarlas a tu manera añadiendo los ingredientes, aditivos y aromas que prefieras. Yo esta vez presentaré una receta bastante sencilla, tomad papel y boli y luego mirad el tutorial en vídeo que os he preparado.

Ingredientes para 200 gr de producto:

FASE ACUOSA
FASE OLEOSA
FINAL
Clica sobre el nombre de cada ingrediente para comprarlo en Amazon España (links afiliados).

Cómo preparar la crema:

VIDEOTUTORIAL




PASO A PASO CON FOTOS

Pesar y añadir en un recipiente los ingredientes de la fase oleosa, añadir en otro los de la fase acuosa y llevar ambos al baño maría.

Esperar a que las ceras se derritan (ir removiendo de vez en cuando ayuda) y, con ayuda de un termómetro, esperar a que ambas fases lleguen a un temperatura mínima de 70º. Sacar ambos recipientes del fuego y verter la fase acuosa sobre la oleosa. Batir enérgicamente mientras se va enfriando (introducir el recipiente dentro de otro con hielo ayuda a que esto suceda con mayor rapidez).

Cuando la temperatura de la crema ya ha bajado de 40º añadimos el conservante y removemos muy bien. Perfumar la crema o dejarla así y envasar en un recipiente limpio y previamente desinfectado.


El pH es correcto (aprox. de 5), así que no es necesario ajustarlo (más información sobre el pH de los cosméticos en el blog de Gran Velada).
Sale una crema ligera, de absorción rápida y nada grasa, ideal para el cuerpo y manos. En la cara no la he probado, para cremas faciales prefiero otros emulsionantes más ligeros como el Olivem 1000 y tampoco me pondría nada que contuviera cera de abejas, no me fío de que no me tapone los poros y me provoque granitos. Como expliqué en el vídeo, prefiero hacer un lote de crema sin perfumar y luego ir cogiendo pequeñas cantidades y personalizándolas a mi gusto. Aquí por ejemplo tomé una cantidad, le di color con colorante alimentario y la perfumé con fragancia de lima-limón:


El aroma es de Mystic Moments (de venta en Amazon), mientras que los tubos vacíos los compré en Aliexpress.

¿Os animáis a preparar vuestras propias cremas? ¡Es más sencillo de lo que parece!

NOTAS IMPORTANTES SOBRE LA FABRICACIÓN DE COSMÉTICA CASERA:
La higiene es muy importante y es primordial que tanto las superficies como los utensilios o recipientes que se vayan a usar al fabricar cosmética casera estén limpios y desinfectados. Puedes hacerlo bañando/pulverizando con alcohol de 96º. Asimismo, las manos tienen que estar bien lavadas antes de comenzar la preparación.
El uso del conservante es  esencial. Sin él, el producto se echará a perder en pocos días y se contaminará fácilmente, pudiendo provocar problemas de salud.
Si observas algún cambio en la textura, olor y color de un producto cosmético casero, deséchalo.
Antes de usar un producto fabricado en casa se debe realizar una prueba de alergias aplicando una pequeña cantidad de producto en la cara interna del codo y esperando 24-48 horas por si hubiera alguna reacción.
La autora de este blog no se responsabiliza por los posibles daños o consecuencias causados o sufridos por el uso o fabricación de las recetas aquí publicadas. 

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis