viernes, 16 de mayo de 2014

Sulfatos en el champú: ¿realmente son tan malos?


Cada vez se habla más de los champús sin sulfatos, de los que ya os hablé en este post. Resumiendo en pocas palabras: los sulfatos son el componente detergente de muchos productos de higiene: champús, jabones, geles de baño, etc. Genera una espuma abundante y tiene un gran poder de limpieza.

Suelen figurar en los ingredientes de los productos con los siguientes nombres:
  • Sodium Laureth, Myreth o Lauryl Sulfate
  • Ammonium Lauryl y Laureth Sulfate
  • Sodium C14-16 Olefin Sulfonate
  • TEA Lauryl Sulfate
  • TEA-dodecylbenzenesulfonate
  • Sodium Alkylbenzene Sulfonate
  • Ammonium o Sodium Xylenesulfonate
Cada vez son más las usuarias que evitan los sulfatos y por ello muchas marcas han comenzado a lanzar champús con otro tipo de surfactantes más suaves, sin embargo, ¿realmente son tan malos?

Lo malo
  • Resecan el cabello Los sulfatos tienen un alto poder surfactante, con lo que arrastran toda la suciedad que pueda tener nuestro cabello, incluyendo los aceites naturales necesarios para mantener el cabello hidratado.
  • Pueden causar irritación Por las razones arriba mencionadas y porque no deja de ser un componente químico. Además, al resecar tanto, pueden provocar picor en el cuero cabelludo.
  • Provocan el encrespamiento del cabello Ídem que los dos puntos anteriores. El pelo se encrespa cuando está maltratado y reseco.
Lo bueno
  • Limpian en profundidad  Para una buena salud de nuestro cabello es necesario mantener el cuero cabelludo limpio y los champús con sulfatos se encargan de quitar todos los residuos y restos de producto que puedan obstruir los folículos pilosos y causar caídas.
  • Eliminan las siliconas Si usas productos con siliconas debes usar sulfatos, ya que es lo único que las elimina completamente (especialmente si no son solubles)
  • No es cierto que provoquen cáncer Estudios de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) concluyen que los sulfatos no tienen capacidad para afectar el ADN celular (y por lo tanto provocar mutaciones que desemboquen en tumores cancerosos).

Mi postura al respecto:

He utilizado varias veces champúes sin sulfatos y mi experiencia personal es que, aunque tengo el pelo seco, rizado y con tendencia al encrespamiento, necesito usar sulfatos. Con algunos de los champús sin sulfatos que he utilizado, pude comprobar que no me quedaba el cuero cabelludo limpio del todo y a los días notaba como una capa de suciedad/producto/grasa/sustancia-sin-determinar se me iba acumulando en el cuero cabelludo, provocándome una sensación de "pelo sucio" espantosa. Yo soy de esas personas que necesitan sentir el cuero cabelludo completamente limpio para estar a gusto, y esa sensación sólo la consigo usando champús con sulfatos. Para compensar la acción resecante de estos últimos, los voy alternando con champús sin sulfatos o con acondicionador usando la técnica del cowash pero siempre usando sulfatos al menos una vez por semana e insistiendo en el cuero cabelludo para dejarlo libre de residuos. Y, las pocas veces que me aliso el cabello y empleo productos con siliconas, también me es de rigor usarlos para eliminar completamente cualquier resto.

¿Y vosotras, usáis sulfatos, los evitáis o no les dais ninguna importancia?

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis