domingo, 22 de abril de 2012

Cosmobelleza 2012 (dos meses después...)

Hola a todas

Querría haber escrito este post antes pero como ya expliqué antes, he tenido una par de meses bastante complicados a nivel personal y luego me he puesto con otros posts y se me olvidó este por completo.

El 11 de febrero se celebró Cosmobelleza, una feria que tiene lugar todos los años en Barcelona y que está dedicada al mundo de la estética, la belleza y el wellness, y que es un referente en el sur de Europa. Yo estaba muy contenta porque nunca había estado en un evento de este tipo, así que allá que nos fuimos mi amiga Tris de Afrohair y yo.

Había montones de puestos organizados por áreas/temáticas: cosmética natural, tratamientos de estética profesional, peluquería, maquillaje, etc. Como muestra unas cuantas fotos (se pueden clicar):











Lo que más había, en mi humilde opinión, eran puestos de nail art variado, no había mucha especialización pero sí puestos con baratijillas como pegatinas, limas, esmaltes, etc. Especialmente pegatinas, había muchísimas, por todas partes, pero sin embargo no llegué a ver artículos como foils (me habría encantado probarlos) o placas de estampación que no fueran de Konad.

Y hablando de Konad, también tuvieron su stand:



Pero reconozco que ni me hizo ilusión ni compré nada. No sé si porque se me ha pasado un poco la fiebre de la estampación o porque el stand tampoco se veía muy llamativo, la manera de exponer las cosas y algunas de las empleadas que ahí estaban no invitaban a chafardear demasiado...No sé, me esperaba otra cosa, especialmente a nivel precios (aunque esta fue la tónica dominante en toda la feria)

No olvidemos que esta feria está más enfocada a profesionales que a público en general, porque no había ni muestras ni regalos ni grandes descuentos, había incluso stands que no vendían sino que sólo mostraban y promocionaban sus productos. Debo reconocer que eché de menos marcas más conocidas, por ejemplo China Glaze (he oído que otros años sí que estaban), había muchos stands de marcas y empresas de las que jamás en mi vida había oído hablar, y que no ofrecían nada especialmente atractivo.

Pero el stand estrella fue sin duda el de la marca francesa Peggy Sage, que más que un stand era una mini tienda dentro del recinto. Estaba hasta los topes, era imposible moverse por los pasillos y más aún acercarte a un expositor a probarte unas barras de labios. Yo me llegué a agobiar  mucho, así que tuvimos que volver más tarde. La verdad es que los precios de esta marca son bastante atractivos y tienen de todo:  maquillaje, cosmética, nail art, etc. Y con cada compra te regalaban un detallito (unas pegatinas para las uñas, un tatuaje corporal, etc.) Yo al final me terminé comprando estos polvos bronceadores con brillo y me regalaron un tatuaje corporal (las pegatinas se las dieron a Tris, pero ella me las dio a mí porque no es muy de usar estas cosas):

 


También compré otras cositas de Stargazer, que era una marca que sí que tenía ganas de probar y estaba super barata, los productos costaban menos de tres euros (aunque los encargados del stand apenas hablaban español y después de que me repitieran el precio dos veces y no les entiendiera me respondieron de manera un tanto brusca):


Me compré un colorete y un delineador rosado para los ojos, en total creo que no pasó de los 3-4 euros. El delineador me gusta mucho, llevaba meses buscando uno de color rosado o beige. Los lápices en este color vienen genial para agrandar los ojos, ya que es mucho más natural que el blanco puro, que puede quedar artificial y cantoso, sobre todo si no lo difuminas correctamente. Lo único que no me gusta es que es un poco duro y tienes que pasarlo un montón de veces por la waterline para conseguir que pinte. Tampoco es waterproof, pero su duración es aceptable.


El colorete sí que no me gustó, en el stand se veía de un color carne oscuro por la iluminación, y cuando llegué a casa resulta que era de un color fucsia oscuro que ni me favorece ni me gusta cómo me queda (aunque en la foto se vea color teja, fue imposible capturar su verdadero color). Y en cuanto a la brocha aplicadora que viene, mejor no decir nada. Horrorosamente mala y dura, como el 90% de brochas que te vienen incluidas con los coloretes. Lo único bueno que tiene este colorete, aparte del precio, es que es súper pigmentado, pero eso también significa que hay que trabajarlo mucho para conseguir un resultado natural. A mí no me vale la pena, teniendo en cuenta que siempre me maquillo con prisas.


También me compré un cepillo para el pelo, pero olvidé sacarle foto.

En general reconozco que lo pasé bien, me había avisado Tris de que no esperara gran cosa (ella había estado otros años), con lo cual no me hice muchas ilusiones, pero estuvo bien, fue una manera entretenida de pasar el sábado y conocer un poco más este mundillo

El próximo año probablemente me vuelva a animar, aunque espero que haya cosas más interesantes para ver.


Pincha aquí para recibir las actualizaciones del blog por correo electrónico.
Hazte fan:

AddThis