jueves, 30 de junio de 2011

Tangle Teezer: reseña (2ª parte)

Hola a todas (por fin he logrado sacar un ratito para postear)

Hace unos meses publiqué una reseña sobre el Tangle Teezer, en la que cantaba las maravillas de este, como mínimo innovador, cepillo. Ahora sin embargo regreso con otra segunda reseña totalmente opuesta.
He estado usando este cepillo más o menos 4 meses, hasta que decidí aparcarlo una buena temporada. ¿Razón? No sé si son figuraciones mías, pero juraría que el TT me está destrozando el pelo, y mucho. Hace unas semanas reparé en que tenía las puntas hechas un auténtico desastre, no sólo eran las típicas horquillas si no que tenía montones de ramificaciones (había mechones que parecían ramas de un árbol) y había incluso cabellos que estaban abiertos a la mitad, es decir, que presentaban aberturas parecidas al ojal de una aguja que no llegaban a la punta, sólo que bastante más largas. Lo peor de todo es que no sólo tenía el problema en las puntas, sino también en medios, e incluso largos, he llegado a encontrar pelos casi rotos por la raíz.

Por un momento pensé que esto tal vez se debía a que en los últimos meses no he tenido demasiado tiempo para cuidarme el pelo, aunque sigo usando mascarillas como mínimo una vez por semana, pero jamás en mi vida he tenido el pelo en semejantes condiciones, ni siquiera en las épocas en que usaba la plancha todas las semanas, me echaba desrizantes, tintes, etc. Con lo que no me quedaba más opción que culpar al único cambio que ha habido en este tiempo, y que ha sido el TT. Para cerciorarme hice una búsqueda en Google con los términos "tangle teezer split ends"y descubrí que no era la única. Leí en foros y blogs y descubrí que a otras tantas chicas les había pasado igual que a mí: roturas, puntas abiertas, etc. Aquello fue suficiente para decidir que aparcaba el TT de una buena vez por todas.
Por lo que he podido deducir, este cepillo puede ser un poco agresivo con los cabellos finos (el mío, sin ir más lejos) De hecho a mí no me terminaba de cuadrar mucho que desenredara el cabello tan rápido, me daba la impresión de que este método forzaba un poco el pelo al obligarle a desenredarse a la fuerza. Opino que este cepillo evita que se te arranque el pelo de raíz, pero que esa tensión probablemente se traslade al cabello provocando que se rompa y se abra...Sea como sea tengo las puntas que dan auténtico miedo. Por ahora lo único que he podido hacer ha sido cortarme las puntas (aunque aún deberé ir saneándomelo cada cierto tiempo), aplicarme un tratamiento de proteína para fortalecer el pelo y una vez por semana dejarme la mascarilla puesta al menos una hora, para que haga más efecto. Ahora para desenredarme sólo uso un peine de púas anchas, se tarda más, pero es lo que llevo usando toda la vida y sé que no me destroza el pelo como el TT, que ahora sólo lo uso con el pelo ya desenredado para repartir más uniformemente el gel y otros productos que me pueda echar.

Voy a pasar una temporada con este régimen a ver si mi pelo recupera un poco la forma, pero debo decir que me he llevado un chasco con el Tangle Teezer (de todos modos lo veía demasiado bonito para ser cierto...)

¿A alguien más le ha sucedido algo similar?

AddThis