martes, 28 de mayo de 2013

El método Couch-to-5K: de holgazana a corredora


Hola a todas
Aprovecho con este post para inaugurar dos nuevas secciones en mi blog: Vida Sana y Fitness. Resulta que he tenido que cambiarme de piso hace poco (de ahí mi ausencia estas últimas semanas), y con ello, cancelar la cuota del gimnasio al que iba, perdiendo un mes sin haber podido disfrutarlo. Como no están los tiempos para derrochar dinero, y aprovechando que ahora vivo a 10 minutos a pie de la playa y del paseo marítimo, he decidido que este verano me pondría en forma ejercitándome al aire libre.

Más que nunca, soy consciente de que la actividad física es muy importante para mantenernos sanos, y además también me gustaría moldear un poco más mi cuerpo, pues me veo fofa en determinadas partes de mi cuerpo que no me terminan de gustar lo mío. Como me encanta comer (con moderación, eso sí) y sólo la mención de la palabra "dieta" me provoca sudores fríos, no me queda más remedio que gastar calorías mediante la actividad física.
Antes que nada os tengo que dejar claro que mi forma física es peor que la de un fumador de 60 años (por exagerar un poco), siempre he tenido muy poca resistencia, poca capacidad cardiopulmonar (no sé si acabo de decir una burrada, si es así me lo indiquen, please) y, en resumidas cuentas, siempre he tenido auténtica fobia al deporte.

Por eso cuando oí hablar de este método de ejercicio gradual para personas sedentarias como yo, me interesé mucho y me decidí a probarlo.

¿En qué consiste el método Couch-to-5K?
El nombre de este método viene del término en inglés "couch potato", que define a la típica persona que no hace nada de ejercicio y transcurre la mayor parte de su vida sentada en el sofá frente a la TV. Entonces lo que este método predica es que en  el espacio de 9 semanas uno puede pasar de ser una "coach potato" sin forma física a correr 5 km en media hora. El método fue inventado por un chico llamada Josh Clark, un informático que estaba en muy baja forma física y tenía grandes dificultades para correr sin agotarse a los pocos minutos. Probó su  método, le funcionó y lo divulgó.

¿Cómo funciona?
Se trata de un método gradual que empieza desde muy abajo, con sesiones que combinan un rato corriendo y otro andando, y va aumentando la dificultad muy progresivamente, hasta que al final seas capaz de correr media hora del tirón. El programa dura en un principio 9 semanas, aunque es muy flexible, si notas que después de una fase aún no estás preparada para la siguiente, puedes alargarla un poco más (sin embargo no está recomendado saltarte fases, por muy en forma que te notes, hay que ir poco a poco y siguiendo el plan fijado). El método sólo te exige tres sesiones semanales de 20 minutos cada una, o sea una hora semanal en total, por lo que aquí ya no nos vale la excusa del "no tengo tiempo". Media hora podemos gastarla perfectamente mirando Whatsapps en el móvil.

Para poneros un ejemplo, la primera semana está formada por tres sesiones de 20 minutos cada una que comienzan con 5 minutos de caminata para calentar y luego va alternando 1 minuto y medio de caminata y luego un minuto corriendo, así sucesivamente hasta completar 20 minutos. En este enlace podréis ver una descripción en español del plan de entrenamiento completo.

¿Cuesta dinero?
Lo único que necesitas para unirte al método Couch-to-5K es un par de zapatillas para correr de buena calidad (importantes para evitar lesiones, yo me he comprado unas Nike Running por 38€ en oferta), chándal o ropa deportiva y muchas ganas y voluntad. El método Couch-to-5K es totalmente gratuito y está a la disposición de cualquiera que quiera probarlo, ya sea en Internet o a través de las aplicaciones móviles (algunas aplicaciones sí que son de pago, más abajo os explicaré un poco más).

Mi experiencia personal
Aún no puedo decir mucho porque voy por la primera semana (me queda una sesión) pero de momento estoy muy motivada porque no se me está haciendo demasiado duro. Sí que es cierto que los 60 segundos que me toca correr los paso deseando que acaben ya (para que veáis la pésima forma física que tengo), pero me encanta el hecho de que sea capaz de hacer cada sesión sin morir de extenuación, y además que se me hagan tan cortas. Sin ir más lejos, ayer cuando escuché el doble pitido que marcaba el final de la sesión me quedé con cara de "¿Ya???". Se pasa rápido y cuando acabas te quedas con una sensación de triunfo y superación increíble.

En mi caso, me he descargado una app al móvil que me va indicando, a través de pitidos, cuando debo caminar y cuando correr. Es muy cómoda de usar ya que no me impide escuchar música al mismo tiempo, y el pitido se escucha de manera suficientemente alta para no despistarte. Lo único que tienes que recordar es cómo se alternan las fases de la sesión (una corriendo, otra andando)

¿Dónde puedo encontrar más información?

Como ya os dije, llevo una semana con este método y de momento voy tirando, hay días que me puede la vagancia pero estoy muy decidida a seguir hasta el final, y espero tener la constancia suficiente para conseguirlo.

¿Alguien más se apunta al reto?





Pincha aquí para recibir las actualizaciones del blog por correo electrónico.
Hazte fan:

AddThis