lunes, 30 de octubre de 2017

Reseña: base Total Control Drop Foundation de Nyx

 Voy a admitir que aunque hace más de un año que se abrió la primera tienda Nyx en Barcelona, no había ido hasta hace unas semanas, cuando empezó a entrarme de nuevo el gusanillo del maquillaje.
Entré para comprarme una sombra de ojos en crema y al final terminé comprando de todo menos eso.
Uno de los productos que cayeron fue la base de maquillaje Total Control Drop Foundation.

Acabado

Lo que me gustó de esta base es que no es nada pesada y deja un aspecto muy natural. Es totalmente líquida y es modulable, es decir, según la cantidad que uses puedes obtener un resultado más natural o una mejor cobertura. O incluso la puedes mezclar con tu hidratante diaria para obtener una hidratante con color. Me gusta su textura ligera, como ya dije es bien líquida, y no deja efecto máscara ni sientes que te sofoque la piel. El acabado es mate pero no seco, es decir, que te deja la piel natural pero sin brillos.

Aplicación

En la descripción del producto en la página de Nyx pone que necesitas 1 o 2 gotas para una cobertura ligera y lo siento pero ahí se han flipado muchísimo. Una o dos gotas es una cantidad  ridícula que como mucho te dará para la barbilla.Yo para hacerme la cara completa necesito al menos 8 o 10 gotas repartidas por toda la cara, que luego distribuyo con una brocha tipo kabuki de Beter o con una esponja tipo Beauty Blender humedecida. La base se seca relativamente rápido, así que hay que trabajarla deprisa o si no luego no se extiende bien.  Como el producto es tan líquido, siempre termina cayendo alguna gota sobre las superficies cuando te lo extiendes con la brocha.

Cobertura

La verdad es que la cobertura es media-baja. Si me aplico una cantidad pequeña, me uniformiza el cutis pero aún se me siguen notando algunas marcas, y aunque parezca contradictorio, me gusta así porque se ve natural y no tan recargado, se te ve la piel bien pero no se nota que vayas maquillada. Ahora mis marcas se han atenuado bastante desde que tomé el Roacután, así que para un look de diario no me importa que se me noten las que me han quedado. Pero si tienes problemas de manchas y pigmentación y necesitas una cobertura perfecta, este producto no es para ti.



En cuanto al tono, elegí el color 17 Capuccino y fue un error, porque cuando salí a la calle me di cuenta de que era demasiado oscuro para mi tono de piel. No conté con la horrible iluminación de las tiendas (¿por qué hacen eso?) y la oxidación del producto y cuando me lo probé en casa casi me quedé como Ross en aquel capítulo de Friends.


Afortunadamente he conseguido arreglarlo con un aclarador de bases de Catrice del que os hablaré en otro artículo.

Mi opinión final sobre el producto

Si echamos cuentas, el producto es muy caro en lo que respecta a la relación cantidad/precio. Son 15,90€ por apenas 13 ml de producto, es decir, te salen a 122€ los 100 ml, más cara que la Studio Fix de MAC (110€ los 100 ml). La diferencia es que Nyx te ofrece un envase más pequeño que sale a un precio más asequible que los 30 ml de la Studio Fix de MAC. Al menos si no te satisface el producto no pierdes tanto dinero. Aún no puedo ofrecer una opinión sobre lo que cunde porque acabo de comprarlo, cuando se me termine podré hacerme una idea sobre si vale la pena o no.

En lo que respecta a la calidad, a pesar de los inconvenientes que he señalado, me ha gustado esta base, ya que cumple con lo que prefiero en este momento, que es lucir una piel uniforme pero natural.
Depende de lo que me dure decidiré si lo vuelvo a comprar o no, pero de momento estoy contenta con mi compra.

¿Ya conocías esta base? ¿Qué te parece?

AddThis