jueves, 12 de octubre de 2017

Cómo Justine Leconte consiguió que me interesara por la moda

Los que sigáis este blog desde hace tiempo habréis visto que jamás escribo nada sobre moda. Lo cierto es que el tema siempre me ha parecido aburridísimo, de hecho ni siquiera sigo blogs o canales de Youtube de fashion bloggers. Me gusta ir de compras de vez en cuando y comprarme alguna cosa chula, pero hasta ahí llega mi interés por el tema.

Por eso, cuando una compañera de trabajo me pasó el canal de Youtube de Justine Leconte le dije que gracias, pero que el tema moda me aburría mucho. Hasta que me dio por echarle un vistazo a sus vídeos y me quedé con la misma cara que Kris Jenner en esta imagen.


Justine es una diseñadora francesa que vive en Berlín, y en su canal sube vídeos con consejos sobre moda muy prácticos y bastante sencillos de seguir.


Lo mismo te explica cómo evaluar la calidad de unos zapatos, que qué prendas no pueden faltar en tu fondo de armario o qué corte de pelo te va mejor según la forma de tu rostro.

Lo que más me gusta de su canal es que se trata de alguien metida en el mundillo, que ama su profesión y sabe de lo que habla, basándose en su experiencia y sus conocimientos (no es un tipo de Youtuber que abunde, la verdad).

Una de las cosas sobre las que más me han hecho pensar sus vídeos es sobre la fast fashion o moda rápida y la cantidad ingente de ropa que poseemos y nunca nos ponemos. Sin ir más lejos, en mi última mudanza hace menos de un mes llené cuatro bolsas de basura de 20 litros hasta arriba de ropa que ya no me ponía o no quería, y la doné toda. Otras prendas estaban hechas un trapo y las tiré directamente. Cuatro bolsas llenas es demasiado. Me planteé muchas cosas después de aquello y me prometí hacer algo para cambiarlo. Después vi el vídeo de Justine sobre la moda rápida y el impacto social y ecológico que comporta y terminé de cambiar el chip complemente.



Incluso menciona la tragedia del Rana Plaza de Bangladesh en la que murieron casi 1200 personas que trabajaban fabricando moda barata, y es algo que te deja pensando.

Yo hasta hace poco era de las que prefería tener 4 camisetas malas de 5 euros a una sola de 20€, pero ahora pienso de manera muy diferente. Ahora creo que es mejor tener pocas cosas buenas que muchas malas o regulares (lo mismo sucede con los amigos, no todo son casualidades).

 Ahora que he cambiado de casa y de lugar de residencia, es la oportunidad perfecta para renovar mi armario de una manera más consciente y efectiva.

Aunque, como a mí, no te interese mucho la moda, te recomiendo que sigas a Justine, te sorprenderá (está todo en inglés):


¿Conocíais este canal?

No olvides seguirme en Facebook e Instagram y no te pierdas ninguna actualización:

  

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis