sábado, 9 de septiembre de 2017

Un año después del Roacutan

Acabo de caer en que hace un año que finalizó mi tratamiento contra el acné con Roacutan (también conocido como Accutane, Dercutane, etc.), así que me ha parecido interesante contar cómo ha evolucionado mi piel.

Dos imágenes del estado de mi cara en 2012

Resumen rápido: lo estuve tomando nueve meses, de diciembre de 2015 a agosto de 2016. Yo tenía un acné quístico muy enraizado, ningún tratamiento a nivel superficial me funcionaba, y hormonalmente estaba todo bien. Aquí puedes acceder a todos los posts que he escrito sobre el tema.

Mi cara en 2015, llevaba una capa de maquillaje y polvos cubriendo el acné y las marcas y aún así se me veían.

Al primer mes noté una gran mejoría en mi piel, pero cuando me subieron la dosis me dio depresión y estuve con altibajos emocionales hasta que terminé el tratamiento. Aquí os cuento más sobre esto.
A día de hoy, mi cara sigue muy bien un año después.
Antes y ahora

Continúo con marquitas, pero cada vez más difuminadas, voy usando exfoliantes químicos suaves, como ácido láctico o salicílico. Ya no he vuelto a tener acné, aunque en los últimos meses le ha dado por salirme siempre un único granito en la mejilla izquierda, qué rápidamente soluciono poniéndole un poquito de Peroxiben encima durante toda la noche.

Ahora

Mi piel, que siempre ha sido grasa, se ha regulado bastante. Ahora mismo diría que más que grasa la tengo mixta, pues la piel de alrededor de la boca la tengo seca, mientras que la grasa se concentra en frente, nariz y barbilla. Ya no necesito usar productos astringentes ni polvos ni papelitos matificantes. Mi única precaución es usar dos o tres veces por semana los discos Stridex con ácido salicílico.

No olvides seguirme en Facebook e Instagram y no te pierdas ninguna actualización:

  

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión: 

AddThis