martes, 22 de agosto de 2017

10 consejos para usar maquillaje con lentillas u ojos sensibles


Llevo usando lentillas (rígidas) desde los 17 años, y si bien me cambiaron la vida (yo ya no recordaba lo que era ver bien, ni siquiera con gafas), también tienen sus inconvenientes. Mis problemas oculares no me permiten operarme, así que me tengo que hacer a la idea de que, mientras no avance la ciencia lo suficiente, voy a tener que llevarlas toda la vida.

Esta es una de las razones por las cuales no me suelo maquillar mucho los ojos, ya que el maquillaje y las lentillas no se llevan demasiado bien y aumenta el riesgo de infecciones y orzuelos. Lo mismo sucede con las personas que tienen ojos sensibles o padecen afecciones oculares como blefaritis (moi!), orzuelos frecuentes o síndrome de ojo seco.

Salvo que tus problemas oculares sean serios (ojo seco), esto no quiere decir que tengas que renunciar completamente a usar un poco de maquillaje de vez en cuando. Aquí tienes unos consejos útiles para compatibilizar el uso de maquillaje.

1. Consulta con tu oftalmólogo/a
Un profesional siempre será la persona más capacitada para darte los mejores consejos sobre como cuidar de tus ojos, no ignores sus recomendaciones. Y acude cada año a hacerte una revisión, aunque no tengas ningún síntoma ni problema.

2. Las lentillas siempre antes
Siempre te las tienes que poner antes de maquillarte y quitártelas antes de desmaquillarte. La razón es que así evitamos que se queden partículas de maquillaje entre el ojo y la lente, lo que podría producir lesiones en la córnea, y también evitamos que se nos manchen con el desmaquillante,sobre todo si contiene algún tipo de aceite. Las manchas en las lentillas hacen la visión borrosa y a veces son difíciles de limpiar con el líquido conservante.

3. Usa maquillaje hipoalergénico y no lo compartas con nadie

Esto se podría aplicar a todo el mundo, lleve lentillas o no. Usa un maquillaje de calidad, que tengas la seguridad de que ha pasado unos controles de calidad y seguridad rigurosos. Todas hemos usado alguna vez maquillaje de los chinos, pero ya tenemos una edad para saber que hay cosas que nos pueden hacer daño. En páginas de productos naturales como iHerb podrás encontrar una amplia gama de máscaras de pestañas, delineadores y sombras hipoalergénicos a buen precio.

¿Compartirías tu cepillo de dientes con tu mejor amiga? Pues tampoco deberías hacerlo con tu maquillaje de ojos, por mucho que os queráis y lo compartáis todo. A mí este punto me ha costado alguna mirada rara o atravesada cuando me he negado a prestar un eyeliner o una máscara de pestañas a alguien, pero siempre he explicado, de la manera más asertiva posible, que tengo los ojos muy delicados y he pasado por muchas infecciones, y que si le prestara mi lápiz  estaría poniendo la salud de sus ojos en peligro. Normalmente esta explicación suele ser suficiente para que la otra persona no se lo tome a mal.


Lo mismo se aplica a los testers de las perfumerías: ¡ni se os ocurra!!! Una cosa es probarte productos en la mano, pero ¿os apetece aplicaros en los ojos algo que ha sido manoseado por miles de personas? Jamás me olvidaré de una noticia que leí hace años sobre unos grandes almacenes en EEUU, cuyas dependientas de la zona de belleza se contagiaron casi todas de conjuntivitis por usar testers contaminados. Todo cuidado es poco.

Ah, y no acumules máscaras de pestañas durante más de tres meses desde su apertura. Son productos que se contaminan muy rápido.

4. Pásate a los productos en crema en vez de en polvo.
Aunque estemos todas acostumbradas a usar las típicas sombras prensadas, los productos en polvo pueden ser perjudiciales, ya que pueden entrar partículas en los ojos y rayar las lentillas, o arañarnos la córnea (al quedar atrapadas entre el ojo y la lente). A mí una vez me entraron polvos translúcidos en el ojo y me provocó una lesión en la córnea, tuve que ir al médico y no solo tardó semanas en curar, sino que además fue muy molesto y doloroso. Hay que tener cuidado: las lesiones corneales repetidas provocan la opacidad de la córnea y por lo tanto pérdida de visión. La purpurina, por esta misma razón, está totalmente desaconsejada, aunque sea de grado cosmético.
Pásate a las sombras en crema, las hay con texturas y colores bonitos y vibrantes, y será más seguro para tus ojos y tus lentillas.
Sombra de ojos en crema Color Tattoo de Maybelline

5. Olvídate de delinearte el ojo por dentro.

Seguramente habrás leído decenas de tutoriales de belleza que aconsejan delinear el ojo por dentro para potenciar la mirada (lo que en inglés se denomina tightlining). Si tienes los ojos secos o sensibles no debes hacerlo. La  razón: la línea de agua o borde palpebral contiene las glándulas encargadas de lubricar el ojo. Si taponas esas glándulas con maquillaje, privas a tu ojo de su lubricación natural, y lo resecas. Por no mencionar que te ensuciará las lentillas y te enturbiará la visión. Además, esto favorece a aparición de los molestos y dolorosos orzuelos.

Otro consejo muy popular, pero que no debemos seguir por esta misma razón, es el de aplicar la máscara de pestañas desde las raíces hasta las puntas haciendo un movimiento de zigzag. Limítate a aplicar la máscara solamente en las puntas de las pestañas, y si quieres potenciar aún más tu mirada, recurre a un rizador de pestañas.

Para asegurar una correcta hidratación e higiene del ojo, tenemos que tratar de dejar la línea de agua lo más limpia y libre de producto posible.

6. No uses desmaquillantes ni productos oleosos
Como ya mencioné antes, tienes que evitar usar productos oleosos en la zona ocular, ya sean desmaquillantes, cremas, aceites, etc. No solo te pueden ensuciar las lentillas y empañar tu visión, sino que también dejan residuos en el borde palpebral. Usa solamente desmaquillantes a base de agua. Normalmente los desmaquillantes oleosos suelen ser los dirigidos a eliminar maquillaje waterproof, y suelen contener dos fases que hay que agitar antes de usar.
Como recomendación de desmaquillante suave y sin aceites, hace poco probé el agua micelar para pieles mixtas de Uriage y me ha gustado mucho. Es muy suave y elimina bien el maquillaje sin dejar residuos.


7. Olvídate de los productos waterproof
Soy la primera adepta del maquillaje resistente al agua por lo mucho que aguanta sin borrarse, pero he dejado de usarlo por tres motivos. Primero, para quitarlo necesitas desmaquillantes con base oleosa (ver punto anterior). Segundo, las partículas que se pueden desprender de estos productos (máscara, delineador, etc.) no se disuelven con la lágrima y pueden arañarte el ojo o la lentilla. Y tercero: los restos de este tipo de maquillaje en las lentillas son difíciles de limpiar.

8. Mima tus párpados
Higiene, higiene e higiene. Aparte de seguir los consejos que menciono en los puntos anteriores, dedícales un rato mínimo una vez al día limpiándolos cuidadosamente. En las farmacias venden unas toallitas específicas para este fin (Cilclar/Systane, Supranettes, Lephanet, Blefarix, etc.), pero suelen ser bastante caras.
Otra opción más económica pero igualmente válida es diluir unas gotas de champú para bebés (Johnson's, por ejemplo) en medio vaso de agua, humedecer unas gasitas oculares para bebés (son muy suaves) o un bastoncillo de algodón con esta mezcla y limpiar cuidadosamente la raíz de las pestañas y la línea de agua para eliminar residuos. También hay que limpiar el párpado por fuera. Usar una gasa diferente para cada ojo.

Y muy importante...¡jamás te vayas a la cama sin desmaquillarte y limpiarte bien los ojos!

9. Descansa los ojos de vez en cuando
Si no necesitas obligatoriamente maquillarte todos los días, no lo hagas y dales a tus ojos un descanso.

10. Menos es más

Como puedes ver, cuando tus ojos son delicados no se puede abusar del maquillaje. Si te quieres maquillar, opta por algo sencillo: un delineado tipo cat eye, un poco de sombra de algún color bonito o una máscara que se limite a darle algo de vida a tus pestañas. Seguro que a muchas os hace ilusión lucir maquillajes muy elaborados con sombras, difuminados y pestañas de infarto (a mí la primera) pero a veces toca elegir entre estar guapa o tu salud. Yo personalmente, opto por mi salud (y por mi comodidad, no hay nada peor que no ver bien por llevar las lentillas sucias).

Espero que estos consejos os hayan sido útiles.

No olvides seguirme en Facebook e Instagram y no te pierdas ninguna actualización:

  

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis