viernes, 28 de abril de 2017

Cosmética hecha en casa: crema de peinado de coco y aguacate para cabellos rizados


Hola, ¿recordáis cuando os reseñé esta crema de peinado para rizos de Desert Essence? ¿Y si os dijera que podéis fabricar una muuuy parecida para fijar, hidratar y definir vuestros rizos? Es muy fácil de preparar, solo necesitaréis algunos ingredientes básicos y tus aceites favoritos. ¿Quieres saber cómo se hace?

Después de investigar mucho por la red e, inspirándome en la composición de la crema de Deser Essence, creé la receta, la probé, me gustó y he repetido, por lo que ahora vengo a compartirla con vosotras. Lo que más me ha gustado de esta crema de peinado son sus efectos:
  • Fija el peinado, define los rizos y elimina el encrespamiento. Me lo aplico todas las mañanas en medios y puntas, con el cabello ligeramente humedecido con un pulverizador de agua, y me deja un efecto de cabello recién lavado y peinado.
  • Hidrata el cabello y lo deja muy suave, gracias a la proteína de seda.
  • No es graso ni ensucia el pelo. Aunque, ya por costumbre, nunca me lo echo en las raíces, pero se absorbe muy rápido y no deja sensación grasa ni se queda atrayendo las pelusas de la cama como otros productos. Tampoco ensucia las gafas, ¡yuju! (quien ha pasado por esto, sabe a qué me refiero).
Como veréis ahora en la lista de ingredientes, esta crema de peinado o leave-in está formada principalmente en más de un 80% por agua, por lo que resulta muy hidratante, y tiene la cantidad justa de aceites para sellar esa hidratación pero sin ser grasienta. Esta fórmula la he creado para cabellos rizados finos como el mío, con tendencia  a “chafarse” en las raíces, y he usado estos los aceites de coco y aguacate por sus propiedades y porque eran los que tenía a mano. En caso de tener el cabello extremadamente seco y/o encrespado a lo mejor convendría aumentar la fase de aceites (y reducir la de agua en igual proporción), cambiarlos por otros más pesados (como oliva o ricino) o añadir alguna manteca como el karité, pero como no lo he probado no puedo recomendar ninguna proporción alternativa.

Aquí podéis ver unas fotos de mi cabello después de usar este crema:
Detalle de la definición

Pelo ya seco, ligeramente cardado con un peine afro. 


Para elaborar una crema, sea para el cabello o para la piel solo necesitamos 4 ingredientes esenciales, el resto son aditivos y son opcionales:
  • Agua. Para hidratar.
  • Aceite/s. Para nutrir y sellar la hidratación
  • Emulsionante, Para unir el agua y el aceite en una sola sustancia.
  • Conservante. Para evitar que el preparado se estropee y se contamine con hongos, bacterias, etc.
¿Quieres saber cómo hacer esta crema de peinado? Sigue leyendo...

Ingredientes

  • 82% Agua destilada
  • 4% Emulsionante BTMS
  • 4% Glicerina vegetal
  • 2% Colágeno
  • 2% Elastina
  • 2% Aceite de coco
  • 2% Aceite de aguacate
  • 1% Proteína de seda líquida
  • 0,5% Conservante
  • 0,5% Aroma

Los porcentajes equivalen a los gramos de cada ingrediente que necesitas para hacer 100 gr de crema. Normalmente es la cantidad que suelo hacer, ya que cunde mucho. Como la crema “sube” mucho al batirla suelo meterla en un bote de unos 200ml de capacidad, ya que en uno de 100 ml no cabe toda.

En cuanto a instrumentos necesitarás:
  • Una báscula digital de precisión, que pese decimales preferiblemente (la mía es esta, me salió muy barata en Amazon)
  • Un termómetro de laboratorio.
  • Vasos o frascos de vidrio o plástico termorresistente
  • Mini batidor a pilas o eléctrico. Yo tengo este, comprado también en Amazon. Es opcional, también se puede batir a mano, aunque el proceso es mucho más laborioso.
Antes de comenzar debes desinfectar todo: instrumentos, recipientes, superficies de trabajo, etc. con una solución de agua y lejía y pulverizando con alcohol aquello que no se pueda sumergir. Todo esto se hace para reducir al mínimo las posibilidades de contaminación del producto. No olvides tampoco lavarte bien las manos.

Modo de preparación

Pesar todos los ingredientes. Echamos en un frasco o recipiente de vidrio resistente al calor la fase acuosa: es decir, el agua y la glicerina.
Por otro lado juntamos en otro recipiente la fase oleosa (los aceites y el emulsionante). Ponemos los dos recipientes al baño maría.

Primero tenemos que asegurarnos de que las ceras y los aceites se han derretido. Mantenemos el fuego bajo y esperamos a que ambas mezclas alcancen unos 70º de temperatura. Este punto es importante para que la emulsión se produzca correctamente.

Cuando ya estén las sacamos del fuego, vertemos la fase acuosa sobre la oleosa y comenzamos a batir. La mezcla se volverá lechosa en cuando las dos fases se mezclen.
Cuando ya haya tomado consistencia, metemos en un baño de hielo para acelerar el enfriamiento y seguimos batiendo de manera regular. Es como montar nata o batir un bizcocho.

Cuando la temperatura de la mezcla haya bajado de 40º es cuando añadimos, uno a uno y removiendo bien para su integración antes de añadir el siguiente aditivo, el colágeno, la elastina, la proteína de seda, el conservante y el aroma. Esto es debido a que estos ingredientes son sensibles al calor, y si los añadimos antes, se degradan.



El pH de la preparación sale dentro del rango de 4,5-5, por lo que no es necesario regularlo. Más información sobre el pH en los productos capilares aquí.
Dejar enfriar y envasar en un frasco limpio y desinfectado. Yo he usado estas botellitas de viaje de Primark:

¿Veis la textura? Queda una crema totalmente emulsionada.


Este leave-in se usa sobre el cabello húmedo o seco en cualquier momento, para hidratar, dar forma o refrescar el peinado.

Sobre los ingredientes y dónde comprarlos.

Agua: ha de ser destilada, preferiblemente, la venden en los supermercados y es muy barata. A falta de esta se puede usar mineral, pero no recomiendo usar la del grifo, ya que contiene impurezas y residuos de cloro, cal, metales pesados, etc.,  que pueden interferir con la fórmula e incluso provocar que se estropee el producto antes.
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?
Se puede sustituir por otros líquidos como hidrolatos, jugo de aloe vera puro o infusiones, aunque no recomiendo mucho estas últimas porque hacen que el producto se eche a perder antes.

BTMS: Es un emulsionante, es decir, la sustancia que une el agua y el aceite en una única sustancia impidiendo que se separen. El BTMS en concreto es un emulsionante fantástico para productos capilares con o sin enjuague, por sus propiedades hidratantes y acondicionadoras. Se puede comprar aquí o en cualquiera de las tienda que menciono en esta página, en el apartado de tiendas de cosmética natural.
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?
No

Glicerina vegetal: es un excelente humectante de origen natural. En los lugares con clima muy seco es preferible evitarla, ya que es una sustancia higróscopica, es decir, que absorbe humedad, y si no la encuentra en el aire, la puede absorber de tu cabello, provocando el efecto contrario al que buscamos. Yo la suelo comprar aquí (Amazon), aquí (iHerb) o en cualquiera de las tiendas que menciono en esta página, en el apartado de tiendas de cosmética natural.
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?
Si no tienes, puedes sustituirla por más agua en igual proporción.

Aceites de coco y aguacate: ya os conté todo sobre el maravilloso aceite de coco y sus propiedades en este post. Yo lo compro aquí (iHerb), aquí (Amazon), en tiendas de alimentación especializadas o en cualquiera de las tiendas que menciono en esta página, en el apartado de tiendas de cosmética natural. Si no tienes, puedes usar otro aceite, aunque las propiedades no serán las mismas, de hecho el aceite de coco es de los pocos que penetran en la fibra capilar. Yo no lo sustituiría por ningún otro, pero no es imprescindible.
El aceite de aguacate lo compré aquí aquí (iHerb), es un aceite rico en grasas monoinsaturadas y en vitaminas y antioxidantes que nutrirán e hidratarán nuestro cabello.
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?
Puedes usar los aceites o mantecas que mejor le vayan a tu cabello, es cuestión de ir probando.

Colágeno, elastina y proteína de seda.
Son tres proteínas que aportan muchos beneficios.
El colágeno fortalece la fibra capilar previniendo la rotura, mientras que la elastina nutre, protege y revitaliza el cabello. La seda, suaviza, da brillo, hidrata y reduce mucho el encrespamiento, de hecho yo solo uso un 1% porque si no me “chafa” mucho el pelo. Si lo tienes muy crespo o grueso puedes subir hasta un 5% (recuerda restar la misma parte proporcional de agua). Los tres son de Gran Velada (recomiendo visitar su blog con recetas para hacer cremas y cosméticos de todo tipo)
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?
Si no tienes, sustitúyelos por la misma cantidad de agua.

Conservante (IMPORTANTE): resalto esto porque es muy importante para evitar que el producto se estropee. Todo producto que contenga agua o cualquier otro líquido debe llevar un conservante o se estropeará a los pocos días, aunque lo guardes en el frigorífico. Y la vitamina E, que muchas personas usan erróneamente para conservar sus productos caseros, no sirve porque no es un conservante, sino un antioxidante, que lo único que retrasa es la oxidación de los aceites y grasas que contenga un producto. Voy a ser muy tajante con este tema: usar un producto contaminado por bacterias u hongos es muy peligroso, y en este caso pensad que, siendo un producto capilar, podríamos acercar esa contaminación a nuestros ojos, oídos y boca, pudiendo provocar serios problemas de salud.
Los conservantes son efectivos (correctamente usados) y no cuestan mucho, por esa pequeña cantidad de dinero no vale la pena jugarse la salud, así que si alguien decide hacer esta u otra receta publicada en el blog sin un conservante, que sea bajo su propia responsabilidad.
En este caso yo usaré el conservante Cosgard, que se compra en cualquier tienda de cosmética casera. Se puede comprar aquí (Amazon) o en cualquiera de las tiendas que menciono en esta página, en el apartado de tiendas de cosmética natural.
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?¡NO!

Aroma
Yo he optado por añadir unas gotas de fragancia cosmética de coco, para que vaya “a juego” con los aceites, pero puedes añadir cualquier otro, aceites esenciales (lavanda, palmarosa, árbol del té, etc.) o sencillamente no echar nada. Los aromas, naturales o artificiales, pueden ser irritantes, por eso hay que echar muy poco, lo justo para dar olor. Y por supuesto JAMÁS se os ocurra usar los aceites para quemadores de los bazares chinos, salvo si queréis quedaros calvas.
¿Puedo sustituirlo por otra cosa?
Puedes usar la fragancia o aceite esencial que más te guste o sencillamente omitirlo.

Espero que os haya gustado este minitutorial, si os gusta iré preparando más para fabricar vuestros cosméticos caseros.

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis