sábado, 29 de noviembre de 2014

Usos cosméticos del aceite de ricino: un gran aliado de tu belleza



En el post sobre el oil cleansing (limpieza facial con aceite) os hablé del aceite de ricino (ricinus communis), que era uno de los ingredientes principales. Hoy, os quiero hablar más en profundidad de este aceite tan valioso, que en otros sitios denominan "higuereta". En inglés se denomina castor oil.

Estimular el crecimiento del cabello y fortalecerlo

Ya los egipcios se daban masajes con aceite de ricino para estimular su crecimiento y para fortalecerlo. Es rico en ácido ricinoleico, de propiedades antibacterianas y antifúngicas, y en ácido grasos Omega 9. Sin embargo se trata de un aceite muy denso y muy pringoso, por lo que yo recomiendo diluirlo en un aceite más ligero, como el de argán o el de jojoba.

También es excelente como tratamiento prepoo (es decir, pre-lavado). Para ello debes aplicarte el aceite por el cabello y cuero cabelludo (omitir este último si tienes el cabello graso). Moja un turbante para la cabeza y caliéntalo unos segundos en el microondas (o mójalo en agua caliente). Escurre bien y envúelvete la cabeza con él (ponte un gorro de plástico encima del pelo si no quieres manchar la toalla). Déjalo actuar un mínimo de  media hora (una hora sería lo ideal) y luego aclara y lava normalmente, aplicando champú una o dos veces. Verás como al peinarte notarás tu cabello hidratado, con más brillo y más volumen.

Estimular el crecimiento de las pestañas y de las cejas

El aceite de ricino es uno de los trucos más antiguos que existen para hacer crecer las pestañas y fortalecerlas y doy fe de que funciona, pues en un mes de uso me he notado las pestañas más largas que de costumbre y más frondosas. Una de las opciones que tienes es aplicarte todas las noches un poco de aceite en las pestañas con ayuda de un bastoncillo. Otra es añadir unas cuantas gotas de aceite de ricino a tu desmaquillante de ojos habitual (esta es la opción que sigo, ya que la primera me da bastante pereza y me termino olvidando la mitad de las veces.) También se usa para estimular el crecimiento de las cejas, aunque en ese aspecto no puedo opinar ya que afortunadamente las tengo bastante tupidas.

Hidratar la piel

Debido a su densidad, el aceite de ricino crea una capa hidratante más duradera que otros aceites más ligeros. Basta con añadir unas gotas a tu gel de ducha, a tu aceite corporal o incluso a tu loción hidratante habitual. Pero no echar demasiado, si no te dejará la piel pringosa. Con un poco basta.
También, gracias a su contenido en vitamina E, es perfecto para masajear e hidratar las cutículas.

Limpiador facial

Tienes la información en mi post sobre la limpieza facial con aceite.

¿Dónde comprar aceite de ricino?

Se vende en farmacias, herboristerías y tiendas de productos naturales. Yo el mío lo compro de la marca Now Solutions en iHerb, donde me sale muy bien de precio (haz clic en la imagen para acceder a la página del producto):



¿Y tú, conocías las propiedades del aceite de ricino?

¿Te ha gustado este post? Compártelo y haz difusión:

AddThis