sábado, 6 de abril de 2013

Los beneficios del aceite de coco para tu cabello


El aceite de coco es un aceite único. Mujeres de muchos lugares remotos del mundo como la India o Polinesia, llevan años usándolo en sus cabellos para nutrirlo e hidratarlo, pero sólo ahora, tras muchas investigaciones sobre sus propiedades, se ha descubierto lo maravilloso que es para el cuidado capilar.

La particularidad de este aceite es su bajo peso molecular, lo que significa que sus moléculas son tan pequeñas que penetran en la fibra capilar, al contrario que otros aceites, que se quedan sólo en la superficie. El aceite de coco es rico en antioxidantesácidos grasosproteínas, vitamina E, ácidos cáprico y láurico (de propiedades antimicrobianas), hierro, cobre y vitamina K, nutrientes esenciales para el cabello. También tiene una acción antifúngica (combate hongos).

El aceite de coco tiene un punto de fusión muy bajo (sobre los 24º-26º según su pureza), esto quiere decir que a temperaturas superiores a 25º se vuelve líquido y a temperaturas inferiores se hace sólido. Por este mismo motivo se derrite muy rápido en contacto con el cuerpo, ya que nuestra temperatura corporal es superior.


¿Y qué beneficios aporta el aceite de coco al cabello?

-Nutre y fortalece el cabello. El aceite de coco es el único que puede penetrar en la fibra capilar y además presenta una afinidad por las proteínas capilares, con lo cual ayuda a repararlo, aparte de aportar los valiosos nutrientes que he mencionado más arriba. En el caso de cabellos porosos y maltratados, rellena esos huecos que el maltrato ha dejado en las fibras capilares, reparando y devolviendo cuerpo a las hebras. Por este motivo también es especialmente recomendado para cabellos finos y desvitalizados. También tiene un pequeñísimo factor de protección solar (insisto, muy pequeño, no es apto para usar como protección).

-Hidrata el cabello. Aplicado sobre cabello húmedo, actúa como sellador reteniendo la humedad en la fibra capilar.

-Protege el cabello. Por tres motivos: el primero: utilizado como tratamiento pre-champú, atenúa los efectos agresivos de los detergentes que contiene el champú; de la misma manera facilita enormemente el desenredado del cabello, evitando tirones y roturas; y por último, utilizado como tratamiento post lavado en puntas y medios, protege las fibras capilares de la fricción, tanto de peines y cepillos como entre ellas mismas. Es también ideal para antes de la playa y la piscina, ya que protege el cabello del cloro, el salitre y los rayos solares (cuidadito a este respecto porque en algunas piscinas está prohibido meterte con sustancias aceitosas en el cuerpo).

-Combate la caspa: por su acción antifúngica, un masaje con aceite de coco en el cuero cabelludo antes de lavarte el pelo, ayuda  a disolver las escamitas y deshacerte de este molesto problema.

¿Cómo usar el aceite de coco para beneficiarse de sus propiedades?

Yo tengo varias maneras de utilizarlo que me van muy bien:

-Para desenredar el pelo y como tratamiento pre champú: aplicarse una buena cantidad de aceite de coco por todo el cabello, saturándolo bien. Si tienes el pelo con tendencia a engrasarse, evita las raíces, yo personalmente también las embadurno (si tienes el cuero cabelludo sensible o con tendencia a la caspa, a los picores o a la escamación, te convendrá aplicarlo en éste y masajear). Si el aceite de coco está sólido no te preocupes por los posibles tropezones que puedan quedar, con el siguiente paso (opcional, aunque altamente recomendado) se derretirán solos. Ahora es cuando te recoges el pelo con ayuda de una pinza y te colocas un gorro de ducha (o en su defecto una bolsa de Mercadona, que a mí me van genial para este efecto). Te colocas encima del gorro una toalla (las de microfibra que llevan un botón detrás van genial) y lo dejas unos 30 minutos para que el propio calor que emana de tu cabeza derrita el aceite y abra las cutículas para que lo absorban.
Si tienes prisa o no tienes ganas de esperar puedes coger un secador y, después de aplicarte el aceite, darte aire caliente durante un buen rato para acelerar el proceso (no más de 10 minutos)

Después, te mojas el pelo  (sólo agua, no champú) y comienzas a desenredar. Aquí es donde se produce la magia y te das cuenta de que tu pelo se desenreda prácticamente solo y sin tirones. Una vez desenredado te lavas el pelo normalmente. El aceite suele salir todo en el primer aclarado, yo al tener el pelo seco me lo enjabono sólo una vez para que quede algún resto, pero quien lo prefiera puede enjabonarse dos veces.

-Como tratamiento nutritivo: mezcla un par de cuchararas de aceite de coco (derrítelo previamente al baño maría si hace falta) con tu mascarilla favorita y aplícatela como haces normalmente (cuanto más tiempo lo dejes actuar mejor)

-Como tratamiento hidratante y sellador: aplicar una pequeña cantidad en puntas y/o medios (según tus necesidades) siempre con el cabello húmedo.

¿Dónde conseguir el aceite de coco?
El aceite de coco se suele encontrar en herboristerías, farmacias, tiendas de productos naturales y tiendas de comida exótica (ya que en muchos países se usa para cocinar). Online lo puedes comprar en tiendas como iHerb*, Cremas Caseras*, Gran Velada, Aroma-Zone, etc. Yo uso uno de la marca Cococare que compré en iHerb, y me va bien, aunque echo de menos el olor a coco que tenía el que usaba antes de la marca Vitaquell. Hay que prestar atención y, si posible, comprar aceite de coco virgen o sin refinar, ya que contiene más nutrientes que el refinado, y además conserva el olor original, que a mí me agrada bastante (el refinado no huele a nada).

*Consigue tu aceite de coco más barato: si quieres comprar en Cremas Caseras tienes un 10% de descuento en tu compra por ir de parte del blog. Sólo tendrás que enviarme un mensaje a mi mail con tu nombre completo y tu localidad de residencia, y yo te reenviaré un código especial de descuento:
En el caso de iHerb, por usar el código especial tendrás un descuento de 10$ por tu primera compra superior a 40$ (en el caso de que el importe total sea inferior a 40$ el descuento será de 5$)


Pincha aquí para recibir las actualizaciones del blog por correo electrónico.
Hazte fan:

AddThis