domingo, 30 de septiembre de 2012

Proyecto Somatoline

¡Hola a todas!

Hace un par de meses estuve en Andorra y ahí descubrí que el tan laureado tratamiento reductor nocturno Somatoline (estaréis hartas de verlo en la TV) costaba tan "sólo" 35 euros, en comparación con los casi 50 euros que cuesta aquí en España. Llevaba un tiempo con la curiosidad de probarlo, así que tiré la casa por la ventana y lo compré.


De qué se trata

El tratamiento reductor intensivo Somatoline  es una crema reductora, es decir, que ayuda a reducir volumen en esas partes del cuerpo más problemáticas como caderas, muslos, barriga, etc. Subrayo lo de reductora para dejar claro que esta crema no sirve para adelgazar, no perderás kilos usándola, sino que tiene una función drenante, es decir elimina el exceso de líquidos retenidos, ayudando así a perder volumen afinar la figura. Es ideal para aquellas mujeres que se suelen hinchar por la retención de líquidos.

Según reza el folleto y la página Web se trata de un tratamiento de choque que promete resultados en dos semanas, aunque obtener mayores resultados se aconseja su uso durante por lo menos 4 semanas. Es un tratamiento de choque diseñado para usar varias veces al año, no de forma continua.

Como principios activos contiene, entre otros el exclusivo BioUltraslimplus-complex™ que según la web "gracias a su "efecto parche" ayuda a evitar la pérdida de hidratación y a retener los principios activos cosméticos potenciando de esta manera su actividad durante toda la noche." También contiene extractos de algas reductoras, arcilla y cafeína (siempre presente en cualquier crema reductora o anticelulítica que se precie.)

Cómo es
A pesar de su precio considero que no sale caro, ya que el tarro de 400ml es enorme como podéis ver:



¿Cuándo se ha visto un producto "caro" en un envase tan grande? Esa es la primera ventaja, y si tenemos en cuenta que sólo se usa varias veces al año, más aún. Es un producto que dura mucho (en el envase pone que aguanta doce meses desde que se abre).


El producto tiene una textura muy ligera y agradable, de rápida absorción y muy fácil de esparcir, con lo que cunde todavía más. Por poner  un ejemplo, me basta con meter el dedo y "untarlo" para obtener cantidad suficiente para aplicar en el muslo. El aroma es muy agradable, como ligeramente cítrico, y deja la piel muy suave e hidratada gracias a la manteca de karité que contiene.

El modo de uso de este producto es tan sencillo como aplicar este tratamiento todas las noches y masajearlo hasta su total absorción. En el folleto incluido dentro de la caja viene una nota advirtiendo que tras la aplicación de este producto puede producirse un ligero enrojecimiento y sensación de calor y/o ligero picor, que no deben confundirse con una reacción alérgica al producto,, sino que es normal. Yo la primera vez que lo usé noté talvez un ligero picor, poca cosa, pero ahora no noto apenas nada,si acaso una ligera sensación de calor.

La razón por la que este producto se debe aplicar por la noche es porque aprovecha la mayor receptividad de la piel durante las horas nocturnas (al igual que muchos otros tratamientos cosméticos)

¿Resultados?

Estuve usando esta crema la primera semana pero después se me juntaron el veranito, la vagancia y las vacaciones, así que lo dejé. Ahora he vuelto a usarlo, empecé el y voy a intentar hacer un seguimiento más exhaustivo de los resultados a través del blog.

Empecé el martes 25 de septiembre, con las siguientes medidas:

Cintura: 67 cm
Cadera: 97 cm
Mulso izquierdo: 55 cm
Talla: fluctuando entre la 40 y la 38 según el día y la prenda

Con respecto a mi estilo de vida, trato de comer normal, ensaladas, pechugas de pollo, pasta, verdura, arroz, etc., pero no hago comida de dieta, cuando se me antojo un trozo de pizza o de chocolate me lo como, aunque procuro no pasarme de la raya. También estoy yendo al gimnasio desde hace casi un mes, aunque eso es un decir, porque en las últimas semanas he ido más bien poco, por razones ajenas a mí (y mañana tampoco creo que vaya, con el resfriado que llevo encima) También tomaré nota de la actividad física que haga para que os hagáis una idea. En cuanto a mi consumo de agua varía según el día, hay días que me olvido de beber y otros en que puedo beber un litro (que para mí ya es un milagro) Ahora con el catarro estoy bebiendo bastante más para que se me vaya antes, y ahora ene ste momento debo de llevar más de dos litros ingeridos. Trataré también de tomar nota de ello.

El próximo martes me volveré a medir y actualizaré los resultados en un nuevo post.


Pincha aquí para recibir las actualizaciones del blog por correo electrónico.
Hazte fan:

AddThis