miércoles, 24 de agosto de 2011

Errores de maquillaje frecuentes I

Si hay algo claro es que nadie nace aprendido, sea en la materia que sea, y el maquillaje no es ninguna excepción. Es un arte, que si bien es gratificante y entretenido, requiere que se le dedique cierta atención y práctica si no queremos salir a la calle pareciendo un payaso (u otra cosa que comienza por la misma letra). Yo misma reconozco que no sé gran cosa, si bien mis conocimientos en este momento están a años luz de los que tenía hace cinco años. La principal causa fue descubrir que en Youtube no sólo había vídeos de música sino tutoriales de todo tipo: bricolaje, cocina, informática y sobre todo maquillaje. El día que descubrí todo eso se me abrió una gran ventana al conocimiento. Ha llovido mucho desde entonces, he visto cientos de vídeos (si no más) y he incluso asistido a un cursillo de automaquillaje en mi pueblo, así que algo de idea tengo, aunque luego no la ponga en práctica, porque la verdad es que soy de maquillarme poco.

Atrás quedaron aquellos tiempos de la barra de labios rojo putón pasión y la sombra de ojos celeste, hoy en día tenemos acceso a más productos y más fuentes de información, por eso no logro entender por qué sigo viendo las cosas que veo a veces por la calle:


Coloretes a lo Heidi/sioux

Pero Christina, alma de cántaro, la función del colorete no es la de disfrazarte de Heidi o de indio navajo, sino la de simular el tono rosado/rojizo/coral/etc. de las mejillas, que es un signo de juventud y lozanía (fijaos cómo los niños van casi siempre con la cara arrebolada). Por eso hay que aplicarlo de manera sutil y difuminada por toda la sien, de manera ascendente, nada de hacerse dos rodetes a lo Mariquita Pérez. Por ello, deja igualmente de ser natural el uso de coloretes de tonos violáceos (recomendados sólo para gente con piel muy oscura) o marronáceos. Antes de escoger un tono pensad si a una persona se le pueden poner de manera natural las mejillas de ese color (haciendo ejercicio, tomando el sol, etc.) Si la respuesta es no, mejor pasar de largo.


 Ojos de panda

Este error es muy común, sin embargo no puedo más que solidarizarme con todas aquellas chicas a las que no les sale el dichoso smoky eye u ojo ahumado porque, por más que nos intenten convencer de lo contrario, es uno de los looks más complicados de conseguir (aunque lo de esta chica no tiene justificación). Basta con entrar en Youtube y buscar los miles de vídeos que rezan “easy smokey eye” o “look ahumado fácil”. Fácil resulta pasarse de la raya y acabar con dos ojos emborronados como si acabáramos de salir de la mina (lo dice alguien cuyo padre trabajó 20 años en una y parecía que llevara eyeliner las 24 horas del día) Sea como sea, es algo más que pintarrajearse de sombra negra, hay que saber lo que se hace, o arriesgarse a parecer un mapache (o Taylor Momsen, que no sé qué es peor) Otro día trataré de poner algún tutorial sencillo para hacer el ojo ahumado, pero por favor, huid del look "mapache", chicas.


Tono incorrecto

Aquí una imagen (o cuatro) vale más que mil palabras:








Unos cuantos consejos a este respecto:

  • No te compres una base sin habértela probado antes y haber esperado por lo menos una hora para ver si se oxida en contacto con tu piel. Hay bases que parece que te quedan bien y a la hora se vuelven anaranjadas (tengo entendido que suele pasar mucho con las pieles grasas, a mí me suele suceder), así que tenedlo en cuenta antes de decantarte por un tono u otro. Y por supuesto tratad de ver cómo os queda con luz natural, la iluminación de las tiendas es muy engañosa y pueda dar lugar a errores a la hora de elegir. Probároslo en la mandíbula o en la mejilla, salid por ahí y antes de volver a la tienda mirad cómo os queda.

  • No por poneros una base oscura pareceréis más morenas ni viceversa. No funciona.

  • Antes de comprarte una base. tómate la molestia de conocer tu subtono de piel (rosado u amarillo). Hay mucha información al respecto en Internet, trata de averiguar tu subtipo para no cometer el error de, siendo de subtono amarillo, comprarte una base rosada. La combinación es horrorosa (sin embargo he visto que las bases amarillentas ayudan a neutralizar el tono de las pieles rosadas, un misterio...)

  • Si usas una base con SPF, recuerda que cuando te hagan alguna foto saldrás con la cara blanquecina (como Leighton Meester en la foto de arriba) Esto es debido a que las sustancias que protegen de los rayos reflejan la luz. Si vas a salir de noche y tienes pensado hacerte fotos, mejor usa una base sin SPF, ya que a esas horas no te hará falta la protección. Si las fotos van a ser de día opta o bien por usar una base sin SPF (por un día no va a pasar nada, a no ser que te vayas al Sahara de boda) o bien tratar de que sea un tono lo más ajustado posible a tu piel. A tener en cuenta en bodas, celebraciones y fiestas en general.

  • Si en verano te sueles poner morena, ten dos bases de maquillaje distintas, la de "invierno" y la de "verano" (evidentemente más oscura)

  • El corrector ha de ser como mucho un tono más claro que el de tu piel, pero nunca varios tonos más claro, hasta el punto de hacerte parecer David Meca (o un panda invertido, como lo llaman ahora) Recordar que la misión del corrector es imitar el tono natural de tu piel, no aclararlo (otra cosa distinta sería un iluminador)
Y más consejos en el próximo post...



AddThis